Triunfo de Trump, golpe contra la globalización

Tras el ‘Brexit’, la victoria del republicano Donald Trump en Estados Unidos, la mayor economía mundial, es un nuevo mensaje de la gente excluida por la globalización a sus élites políticas y económicas contra los controvertidos acuerdos de libre comercio.

«La economía mundial atraviesa dificultades y quienes sufren tienen la impresión de que la globalización es la responsable», reaccionó el economista japonés Seiji Katsurahata, tras la victoria de Trump, que convenció a los electores estadounidenses con un discurso virulento contra el libre comercio.

«Los ideales de la globalización se han borrado con el debilitamiento de la economía mundial» tras la crisis de 2008, añadió este experto del Dai-ichi Life Research Institute.

Por consecuencia, la opinión pública se ha sentido cada vez más vulnerable frente a unos acuerdos negociados en la sombra. «Hay una percepción de que esos acuerdos comerciales son concebidos para los intereses de los grandes grupos», explicó el premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, en su reciente visita a París.

Los TLC bajo el escrutinio

La victoria de Trump se produce en un momento en que los acuerdos comerciales están cuestionados.

El recuento comienza con la consulta popular en Reino Unido de este verano en la que ganó el voto en contra de permanecer en la Unión Europea (UE), proceso conocido como ‘Brexit’.

Asimismo, Francia pidió suspender las negociaciones sobre el Tratado Transatlántico de Libre Comercio (TTIP o Tafta) entre la UE y Estados Unidos.

Y el acuerdo firmado entre Canadá y la UE (CETA) tuvo que ser validado tras una fuerte presión de los dirigentes europeos para que Valonia, la región francófona de Bélgica, firmara el texto al que se oponía.

China y TLCAN, los blancos

Luego de la victoria de Trump, los mercados aguardan sus primeras medidas. «Prevemos que Trump empezará a designar a China como una manipuladora de divisas y que presentará numerosas denuncias ante la Organización Mundial de Comercio (OMC)», dijo Paul Ashworth, el jefe economista del instituto Capital Economics.

«También insistirá para renegociar el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN)”, que entró en vigor hace más de 20 años  y que concierne a México, Canadá y Estados Unidos, dijo el experto.

En esta ola de reacciones sobre las repercusiones que tendrá el triunfo de Trump, el director general de la OMC, el brasileño Roberto Azevedo, reaccionó rápidamente y se declaró «dispuesto» a trabajar con Trump.

«Está claro que muchos piensan que el comercio no funciona para ellos, debemos preocuparnos por ello y asegurarnos de que el comercio aporte el mayor número de beneficios al mayor número de personas», afirmó.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest