Trump lanza su nueva ‘bomba’ comercial a China con impacto en el textil y la moda

Otra batalla más en la guerra comercial. Estados Unidos ha ordenado la imposición de aranceles del 10% por valor de 200.000 millones de dólares a productos chino. Los nuevos gravámenes entrarán en vigencia el 24 de septiembre.

La nueva lista incluye productos como el arroz, los textiles, las carteras y el papel higiénico. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump ha advertido que si China toma represalias, activará de manera inmediata más medidas. En este escenario, el ejecutivo estadounidense aplicaría importaciones adicionales por aproximadamente 267.000 millones de dólares.

Los problemas entre ambos países arrancaron desde el mismo momento en que Donald Trump asumió la presidencia de Estados Unidos, y se trazó el objetivo de reducir el déficit comercial de su país con China en 200.000 millones de dólares. De hecho, desde que se desató el conflicto, Estados Unidos ya ha impuesto aranceles a productos chinos por ese valor.
La nueva lista de productos que pagarán aranceles incluye productos textiles y bolsos

La recaudación de los nuevos gravámenes de la lista comenzará el 24 de septiembre, pero la tasa se incrementará a un 25% para finales del 2018, lo que daría a las empresas estadounidenses un tiempo para ajustar sus cadenas de suministros a otros países, según Reuters.

A pesar de la amenaza, china ya ha anunciado que adoptará medidas de represalia “para defender sus derechos e intereses legítimos”. La respuesta de China será proporcional a las acciones tomadas por el Gobierno estadounidense.

Las medidas proteccionistas de Donald Trump ya están generando reacciones en su contra en su propio país, donde grupos agrícolas, industriales y tecnológicos se han mostrado en disconformidad con la política comercial que impulsa su presidente.
Estados Unidos ya ha impuesto aranceles de 200.000 millones de dólares a productos chinos

De este modo, Estados Unidos y China vuelven a protagonizar una batalla por asuntos comerciales como la que vivieron el pasado agosto, cuando Donald Trump activó un paquete de aranceles del 25% sobre las importaciones chinas, por un valor de 16.000 millones de dólares. Una hora después, el gigante chino respondió de idéntica manera.

Trump, además, mantiene a la Unión Europea en el punto de mira. Entre los planes del presidente estadounidense está la imposición de un arancel de 25 % a los vehículos importados desde países de la Unión Europea.

Todavía no se sabe cuándo entrará en vigencia esa medida, que ahondará las diferencias que empezaron en el instante en que Estados Unidos impuso unos aranceles del 25% a las importaciones de acero y aluminio.

Comparte este contenido:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest