Será vital en TLC contenido nacional

MURAL / Staff

Guadalajara, México (05 abril 2017).- Rumbo a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), México debe aumentar el contenido nacional en sus manufacturas para mantener los beneficios de formar parte del acuerdo.

Y es que de acuerdo con empresarios y académicos, es probable que la renegociación del TLCAN se alcance con cambios en las reglas de

origen, que son las que determinan qué porcentaje de insumos regionales se necesitan como mínimo para que un producto sea considerado como originario de un país miembro.

Fernando Niño de Guzmán, presidente de la American Chamber (AmCham) Capítulo Guadalajara, explicó que México ha perdido oportunidades al no haber desarrollado la manufactura de los componentes especializados que todavía se importan de China u otros países que no están en el bloque del TLCAN.

De exigirse un mayor porcentaje de contenido nacional en los productos para que puedan ser considerados como Hechos en México, el País tendrá que apurarse en desarrollar una cadena de suministro nacional.

"Ahí sí van a estar los posibles cambios porque una parte electrónica, un chip o un componente muy especializado de esos chips que no se hacen aquí sino en otra parte del mundo, no se está haciendo en México, ¿y por qué no lo hacemos aquí si hacemos tantas cosas?", cuestionó Niño de Guzmán.

Luis Aguirre Lang, director del Comité de Encadenamiento Productivo del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), afirmó que en el País se tiene la capacidad de dejar de importar buena parte de los insumos que demanda la industria.

"Nada más con 5 mil empresas del País que están en el programa Immex, de la Industria Mexicana de Exportación suma cerca de 400 mil millones de dólares al año (de importaciones)", señaló Aguirre Lang.

"Ese tipo de requerimientos o de productos representan fácilmente que se pudieran hacer en México, 100 mil millones de dólares".

Para Miguel Ángel Landeros, presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce) de Occidente, un cambio en las reglas de origen también implica un reto para Estados Unidos.

César Castro, ex presidente de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti) de Occidente, señaló que en lugar de desarrollar la manufactura, con el TLCAN México se convirtió en un importador.

 

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest