Protegen algodón de mosquita blanca

Vanguardia. Francisco Rodríguez. La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagapa), procedió a la destrucción de los residuos de la cosecha de melón mediante el rastreo en hectáreas, esto ante la presencia de mosquita blanca que afecta las zonas de cultivo de algodón.

Alfio Vega de la Peña, delegado de Sagarpa en La Laguna, explicó que la Junta Local de Sanidad Vegetal, notificó a los productores de melón la necesidad de destruir a la brevedad los residuos de las cosechas en cumplimiento a lo que establece la Norma Oficial Mexicana NOM 081-FITO-2001, la cual señala una serie de medidas fitosanitarias para la eliminación de focos de infestación tales como el barbecho, poda sanitaria, tratamientos químicos, recolección o destrucción de los vegetales por parte del productor.

En una acción coordinada entre la SAGARPA, la Secretaría de Desarrollo Rural del Gobierno del Estado de Coahuila, la Junta Local de Sanidad Vegetal de La Laguna de Coahuila, la Presidencia Municipal de San Pedro de las Colonias, el Sistema Producto Algodón y el Comisariado Ejidal de San Miguel, Jesús Martínez Domínguez, se inició con la tarea para la destrucción de los desechos de la cosecha de melón en aquellos predios cuyos productores no atendieron la notificación fitosanitaria. Se iniciaron las labores fitosanitarias para el control de la plaga en el ejido San Miguel del Municipio de San Pedro, Coahuila.

Para el Comisariado Ejidal de San Miguel, Jesús Martínez Domínguez, estos trabajos son muy benéficos para todos, porque el problema de la mosquita blanca, contó, ya es cada vez más común en San Pedro, pues se van quedando los residuos del melón y de ahí nacen cientos o miles de mosquitas que van buscando alimento en otros cultivos.

El Delegado de la Sagarpa en la Región Lagunera comentó que en el año 2016 se alcanzó en La Laguna el récord histórico en cuanto al volumen de producción de algodón por hectárea, sin embargo la presencia de la mosquita blanca perjudicó la calidad de la fibra.

Este año, agregó Alfio Vega, las condiciones de compra de las pacas de algodón, impuestas por los comercializadores consideran castigos significativos en el caso de encontrar daños al algodón, por lo que se invitó a todos los productores a realizar la destrucción de los residuos de sus cultivos y romper así los ciclos de desarrollo en nuevas generaciones.

Recordó que los productores, al tramitar su Permiso de Siembra en el ciclo agrícola primavera-verano 2017-2018, firmaron una carta compromiso de la destrucción total de los residuos de sus cosechas, y el incumplimiento es sancionado conforme a la Ley Federal de Sanidad Vegetal y su Reglamento.

Las acciones fitosanitarias continuarán en aquellos predios que contengan residuos de los cultivos que propicien la proliferación de la plaga con cargo al productor, informó la dependencia federal.

Comparte este contenido:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest