Piden abrir mercado de crédito de nómina

Jessika Becerra

Cd. de México (19 marzo 2018).- El mercado de créditos de nómina carece de competencia, ya que los usuarios están limitados a tomarlo en el banco donde reciben su salario en lugar de recibirlo en otra institución que ofrece mejores condiciones, según Enrique Zorrilla, director general de Scotiabank.

"El banco que tiene la cuenta de dispersión (la cuenta donde el patrón deposita a su empleado) es el que puede darte el crédito de nómina, y ¿sabes qué pasa? Que cobra la tasa que quiere", comentó Enrique Zorrilla.

Según el Banco de México, la tasa promedio ponderada más baja del crédito de nómina es de 22.1 por ciento en BBVA Bancomer y la más alta, de 28.2 por ciento en Santander.

En HSBC, Citibanamex y Scotiabank, las tasas son de 24.8, 26.5 y 26.9 por ciento, respectivamente.

"Hoy no hay competencia porque el único que me da crédito y casi me tiene amarrado, es el que tiene la cuenta de dispersión", expuso.

BBVA Bancomer y Citibanamex tienen la mayor parte de las cuentas de nómina del País.

Por ello, de los 4.2 millones de créditos de nómina que había a junio de 2017, 1.4 millones fueron de BBVA Bancomer y un millón de Citibanamex.

Le siguieron Banorte, con más de 764 mil y Santander con 531 mil.

Expuso que la reforma financiera sólo estableció el proceso para que el trabajador elija al banco en el que quiere que se deposite su salario, pero dejó fuera el proceso para que el trabajador pueda recibir crédito de nómina de cualquier banco, dando sus recursos en cuenta de nómina como garantía de pago.

Por ello, el banquero ha planteado al Banco de México que abra la competencia en el mercado de crédito de nómina como se hizo con las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes).

Explicó que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) abrió el crédito de nómina para sus empleados y pensionados.

El IMSS retiene de los pagos a sus trabajadores y ex empleados el pago del crédito y lo deposita a la Sofom que otorgó el préstamo.

"El seguro social separó el crédito, del depósito y puso a medio mundo a competir", comentó.

Crédito Familiar, la Sofom de Scotiabank, participa en este esquema.

"Entonces, si pones a competir a 10 bancos por el crédito, independientemente de si tienen la cuenta de dispersión o no, van a bajar las tasas y por decir, si bajaran de 30 a 20 por ciento, se colocarían 150 mil millones de pesos más de crédito (ya que la gente pediría más crédito)", mencionó.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest