Panamá, hacia la transparencia fiscal

El MAC, firmado por 105 países, es un instrumento internacional contra la evasión de capitales y los paraísos fiscales.

Panamá firmó el convenio internacional para el intercambio de información fiscal, lo que representó un paso adelante hacia la transparencia; esto se da pocos meses después del escándalo de los Panama Papers, que puso al país centroamericano en el punto de la mira.

Es una confirmación de “su compromiso para tomar las medidas necesarias para responder a las expectativas internacionales”, dijo tras la firma, Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con sede en París.

“Esto de hoy es un paso decisivo”, afirmó por su parte Pilar de Alemán, embajadora del país centroamericano en Francia, y aseguró que “ese país que describen los Panama Papers es un país que no existe, es el país de John Le Carré”.

El llamado Convenio Multilateral sobre Asistencia Administrativa Mutua en Materia Fiscal (MAC, por su sigla en inglés) y ahora firmado por 105 países, es el principal instrumento internacional de cooperación para luchar contra la ocultación, la evasión de capitales y los paraísos fiscales.

“Panamá ha mandado una señal muy fuerte, y más que una señal, porque se compromete jurídicamente a intercambiar información con todo el mundo”, declaró Pascal de Saint-Amans, director del Centro de Política y Administración Fiscal de la OCDE, (CTPA, por su sigla en inglés).

La firma, en París, de este texto coincide con las medidas del gobierno de Juan Carlos Varela, presidente de Panamá, para aprobar medidas de transparencia, entre ellas hacer públicas las multas por incumplimiento de la ley de lavado de dinero y de financiación del terrorismo.

El acuerdo se limita, por el momento, al intercambio de información por requerimiento de un país a otro pero la organización espera que en los próximos dos años se ponga en marcha un mecanismo de intercambio automático, más rápido y que no necesita justificación previa.

“Hoy hay más de 500,000 personas en todo el mundo que han revelado sus cuentas bancarias offshore por la perspectiva del intercambio automático de información”, refirió Saint-Amans.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest