Modelo de la CFE inhibe la productividad en Yucatán

Los sectores hotelero y textil, los más afectados por la nueva metodología de cobro

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) deberá atender al llamado de los consumidores, ya que de no modificarse la fórmula del tabulador de facturación empresarial que emplea la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por lo menos 5.5 millones de negocios corren el riesgo de sufrir severos daños en su competitividad en el primer semestre del año, informó el representante de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco) ante la comisión de energía del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) nacional, José Manuel López Campos, precisó que de este problema con la CFE, también 97 mil micros y pequeñas unidades económicas resentirían el impacto en la segunda mitad del año.

 

¿Cuáles son los sectores más afectados con esta medida?

En este momento el sector hotelero y el sector textil, debido a que como se ha explicado, la CFE tomó en consideración el punto más elevado de consumo de energía, es decir el pasado mes de diciembre, para promediar todo el año.

¿Hay negociaciones para que se reconsidere la fórmula?

Sí, hemos tenido reuniones con representantes de la Comisión Reguladora de Energía, de la Comisión Federal de Electricidad y también del sector industrial y de comercio, servicios y turismo. La próxima semana nos volveremos a reunir para ver una definición porque no podemos avanzar bajo esas condiciones.

¿El nuevo modelo de tarifa eléctrica será permanente?

No, debemos recordar que este esquema es transitorio, es decir que solo aplicará durante el 2018 por eso es importante que sea replanteado para que no se tome en cuenta el “pico más alto del consumo”.

¿Concanaco ha presentado alguna propuesta?

Sí, planteamos que se tome en cuenta el consumo más elevado, pero del mes. Aclaro, la CFE tomó el pico más alto y lo promedió todo el año, lo cual es injusto porque no hay el mismo consumo todos los meses, ya que es muy variable. Algunas empresas basan sus ventas por temporadas, así que no producen la misma cantidad siempre.

¿Se podría replicar a nivel nacional el exhorto de Canacintra Yucatán en el sentido de ir al amparo contra la CFE?

El descontento existe en todas las cámaras empresariales, por supuesto, pero la decisión de ampararse depende de cada quien, aunque es un derecho contemplado en la ley. Sin embargo, como se trata de un asunto transitorio es algo eventual y la CRE tendrá que definirse.

¿Cuál es el impacto de esta tarifa en el sector empresarial?

Consideramos que esta fórmula inhibe la productividad y la competitividad de las empresas, y muestra de ello es que de no llegar a un acuerdo tarde o temprano afectará a 5.5 millones de usuarios, me refiero a todo tipo de negocios, desde la micro, pequeña, mediana y gran empresa.

¿El problema en esencia no es el precio de la tarifa?

No, porque efectivamente no hubo incremento en el costo de la hora/kilowatt. El problema está en la nueva facturación, ya que contempla rubros que antes ya estaban implícitos. Hoy se habla de la tarifa de la hora/kilowatt; de la distribución e incluso del almacenaje. Los empresarios hemos dicho que se plantee un esquema parecido al de las carreteras. Mira si la utilizas pagas el peaje, es decir por usarla, pero de lo contrario, no tienes por qué pagarla. Además, la infraestructura de la CFE se ha integrado con el impuesto que todos pagamos, es decir con la amortización de sus activos y ahí entramos en otro tema, el servicio no debe ser gratuito, pero la empresa (CFE) debe tener un costo eficiente. ¿Entonces esa gran empresa, de talla mundial, es eficiente o no?

¿Sería el amparo el mejor recurso?

Es un derecho y una decisión personal, pero quienes así lo decidan tendrán que actuar ya, porque el plazo es de 15 días a partir de la fecha de pago, si no lo hacen, pierden esa oportunidad y dan por hecho que aceptan el nuevo modelo.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest