Cuatro principios y seis acciones para enfrentar la coyuntura según la Concamin

La Concamin hizo una serie de recomendaciones para que el sector industrial pueda sortear las problemáticas actuales.

Además del debilitamiento en producción, inversión, exportaciones y empleo a lo largo de 2016, los encarecimientos de gasolinas, diésel, electricidad, el dólar y el costo del financiamiento, han ensombrecido considerablemente el panorama económico para México, dice un comunicado de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin). Por lo anterior, el balance de riesgos para la inversión, producción, y empleo en el sector formal se ha deteriorado (más).

El presidente de la Concamin, Manuel Herrera Vega, llamó a los industriales al diálogo y la unidad a partir de cuatro principios:

I.            Asegurar condiciones de certidumbre para sectores productivos.

II.            Impulsar el mercado interno, la producción nacional y crear encadenamientos productivos sólidos.

III.            Asegurar la consolidación y permanencia del Estado de derecho.

IV.            Integrar un programa para la protección del empleo y el impulso a la inversión privada.

Para “revertir las tendencias que dominan el comportamiento de los signos vitales de nuestra economía y recuperar la trayectoria ascendente de la inversión, la producción y el empleo”, la Concamin propone:

1.     Asegurarse que el gasto público sea eficiente y transparente.

2.     Privilegiar la proveeduría nacional, asumiendo un compromiso específico a favor del cumplimiento de la reserva de mercado equivalente a 32% de las compras gubernamentales a favor de las empresas micro, pequeñas y medianas que cuentan con las condiciones de competitividad para convertirse en proveedores confiables y consistentes del sector público.

3.     Exentar el pago de impuestos a la inversión en el sector formal.

4.     Disminuir costos de los trámites de operación y apertura de empresas.

5.     Combatir la competencia desleal. Atajar contundentemente la subfacturación, el contrabando, la piratería y la informalidad.

Aunque parezca una carta a los reyes magos, se requiere que gobierno e iniciativa privada trabajen juntos.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest