Trump acusa a los canadienses de comprar zapatos y revenderlos en su país

Además de "la  seguridad nacional", Donald Trump encontró otra justificación para las tarifas arancelarias impuestas a Canadá: los zapatos. El presidente estadounidense acusó el martes a los canadienses de entrar a Estados Unidos para comprar zapatos y revenderlos en su país.

Durante un discurso, el presidente Trump ha vuelto sobre su novela política comercial con su vecino canadiense y su deseo de llegar a un acuerdo comercial con Ottawa por separado del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Para defender el proteccionismo económico y los impuestos aduaneros sobre el acero y el aluminio canadiense, citó entonces "una historia leída hace unos dos días en un gran diario". 

"Las personas que viven en Canadá vienen a Estados Unidos y contrabandean hacia Canadá porque los impuestos son elevados, los impuestos para llevar cosas a Canadá son tan altos que tienen que pasar cosas de contrabando", aseguró.

"Compran los zapatos y los usan. Los ensucian para que se vean gastados", indicó, presumiblemente para señalar la duplicidad de los canadienses, señalados de tratar de engañar a los aduaneros al pasar la frontera.

"Estamos muy mal tratados", concluyó Trump.

Los canadienses se benefician de ciertas excepciones de impuestos y aranceles cuando regresan a su país.

En el cuadro de las negociaciones del TLCAN, Washington quiere que Ottawa argumente significativamente la cantidad de impuestos y aranceles para presionar a los consumidores canadienses a gastar más en Estados Unidos.

Tal medida, sin duda tendría un impacto en las ventas de los comerciantes de Canadá.

Según las estadísticas oficiales canadienses, cerca de cuatro millones 900 mil canadienses viajaron temporalmente Estados Unidos entre enero y marzo de 2018.

Comparte este contenido:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest