Señalan que medir productividad es crucial

El crecimiento de la productividad ha disminuido en muchos países durante la última década, incluso mientras otros indicadores han mejorado, situación que está causando confusión.

Como ha dicho el ganador del premio Nobel de Economía, Paul Krugman, la productividad no lo es todo, pero en el largo plazo es casi todo.

El aumento de ese indicador en EU se redujo a la mitad en la última década en comparación con su promedio desde la Segunda Guerra Mundial. En el Reino Unido, la productividad tardó casi ocho años para que finalmente volviera al nivel que tenía antes de la crisis financiera del 2008, mientras que la medición en China cayó al nivel más bajo en 16 años.

Estos números anémicos preocupan a economistas y funcionarios del gobierno, ya que el crecimiento sostenido de la productividad es lo que finalmente eleva el nivel de vida. Es por eso que es crítico medir su progreso con precisión.

El economista Robert J. Gordon sostiene que la oleada de innovación transformadora de 1870 a 1970, que en su mayoría implicaba aplicaciones de electricidad y el motor de combustión interna, es poco probable que se ajustara en el futuro. Otros economistas sugieren que los números de productividad simplemente pueden estar mal.

Por ejemplo, la productividad de los hospitales de EU apenas ha aumentado durante la última década, así como las muertes prematuras por enfermedades ha disminuido. Algunos analistas creen que las estadísticas actuales no están captando los beneficios de los avances en la tecnología de la información, al igual que los sistemas de posicionamiento global y las comunicaciones móviles.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest