Reemplazan robots a empleados; resultan mucho más productivos

En agosto del año pasado, una empleada de Wal-Mart, de 55 años, descubrió que su empleo sería realizado ahora por un robot. Su tarea era contar efectivo y dar seguimiento a la precisión de los libros contables de la tienda desde una habitación sin ventanas en la parte posterior. Ganaba 13 dólares por hora.

En su lugar, Wal-Mart Stores Inc. comenzó a usar una máquina gris que cuenta ocho billetes por segundo y 3 mil monedas por minuto. La máquina Cash360 deposita dinero en el banco digitalmente, lo que le gana a Wal-Mart intereses más rápido que al mandarlo en un vehículo blindado. Y utiliza software para pronosticar cuánto efectivo se necesita en un día dado para reducir el exceso.

"Creen que será una forma más eficaz de procesar el dinero", dijo la empleada, quien tiene una década de trabajar en Wal-Mart.

Ahora, casi todas las 4 mil 700 tiendas Wal-Mart en Estados Unidos tienen una máquina Cash360, volviendo obsoletos miles de puestos. La mayoría de los empleados en esos puestos fueron trasladados a empleos en la tienda para mejorar el servicio, dijo un vocero de Wal-Mart. Más de 500 han dejado la compañía. La contadora de la tienda recibe ahora a la gente en la puerta principal, donde sigue ganando 13 dólares la hora.

"El papel de servicio y asociados de ventas que tratan directamente con los clientes siempre estará ahí", señaló Judith McKenna, directora de operaciones de Wal-Mart en Estados Unidos, en una entrevista. Sin embargo, "hay avances interesantes en la tecnología que significan que esos papeles cambian con el paso del tiempo".

Las compras se hacen ahora en línea, los salarios por hora aumentan y las ganancias de las ventas al menudeo se contraen, una fórmula que presiona a minoristas desde Wal-Mart hasta Tiffany & Co. para encontrar tecnología que pueda realizar las tareas repetitivas de los trabajadores minoristas o reemplazarlos por completo.

Al tiempo que Amazon.com Inc. incursiona directamente en las ventas al menudeo tradicionales con sus planes para comprar la cadena de supermercados Whole Foods Market Inc., Wal-Mart y otros minoristas grandes están bajo presión renovada de invertir cuantiosas cantidades para seguirle el paso.

Los economistas dicen que a muchos empleos minoristas les ha llegado la hora de ser automatizados. Un reporte del 2015 por Citi Research, cuyos coautores son investigadores del Oxford Martin School, encontraron que dos tercios de los empleos minoristas en Estados Unidos tienen un "alto riesgo" de desaparecer para el 2030.

Las cajas de autoservicio pueden reemplazar a los cajeros. Los vehículos autónomos podrían manejar la entrega de paquetes o el inventario en bodega. Incluso tareas más complejas como sugerir qué juguete o camisa podría querer un comprador podrían ser manejadas por una computadora con acceso al historial de compras de un cliente, similar a lo que ya sucede actualmente en línea.

"El pronosticador principal para la automatización es qué tan rutinaria es una tarea", destacó Ebrahim Rahbari, economista en Citi Research. "Una cuestión importante es que las ventas minoristas son un porcentaje considerable de la fuerza laboral".

Casi 16 millones de personas, o el 11 por ciento de los empleos no agrícolas en Estados Unidos, están en la industria de las ventas minoristas, principalmente como cajeros o dependientes. La industria eclipsó al contraído sector de la manufactura como el patrón más importante hace 15 años. Ahora, al tiempo que se cierran tiendas, los empleos minoristas desaparecen. Desde enero, la economía de Estados Unidos ha perdido casi 71 mil empleos en ventas al menudeo, de acuerdo con datos de la Oficina de Estadísticas Laborales.

"La caída de empleos minoristas, en caso de que ocurra a gran escala -como parece probable a largo plazo- hará que el mercado laboral sea todavía menos hospitalario para un grupo de trabajadores que de por si enfrentan oportunidades limitadas para empleo estable y bien remunerado", mencionó David Autor, economista en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

La automatización se filtra a través de muchas partes de las ventas al menudeo. Tiffany está usando máquinas para pulir piezas básicas, como joyería de plata, durante el proceso de producción. Home Depot Inc. tiene ahora cajas de autoservicio en la mayoría de sus tiendas y está probando añadir lectores de código de barras en pistola para hacer que sean más útiles para los clientes que compran productos voluminosos, como madera.

"Queremos simplificar las tiendas para poder liberar a nuestros asociados de ventas, para que así puedan concentrarse en vender", declaró Carole Tomé, directora financiera de Home Depot.

Wal-Mart tiene mucho tiempo de mejorar la eficiencia al máximo en sus negocios, tanto en tiendas como a través de su extensa cadena de suministro. Aunque emplea a 1.5 millones de personas en Estados Unidos, tiene casi 15 por ciento menos trabajadores por pie cuadrado de tienda que hace una década, de acuerdo con un análisis de The Wall Street Journal.

Algunas tiendas Wal-Mart están experimentando con pantallas táctiles para permitir que los compradores procesen devoluciones. Las cajas de autoservicio se están convirtiendo en un mayor porcentaje de su número total de cajas registradoras, de acuerdo con una persona familiarizada con la estrategia de la compañía.

Varias de las recientes solicitudes de patentes de Wal-Mart que han sido publicadas proponen tecnología para mejorar el servicio al cliente, lo que incluye un sistema que utiliza reconocimiento facial para detectar insatisfacción en los clientes y ajustar su personal conforme a ello. Los empleos en cientos de tiendas están cambiando para apoyar nuevos servicios, como recoger abarrotes en pedidos digitales.

En dos tiendas, Wal-Mart está probando pantallas sensibles al tacto que muestran a los compradores las diferencias entre dispositivos como bocinas conectadas a internet y termostatos. "No necesitamos un asociado de ventas para entender cómo funciona eso, pero el asociado está ahí para atender al cliente y checar que todo esté bien", dijo McKenna.

Edición del artículo original

Ocupación en riesgo

Para el 2030, las siguientes industrias podrían registrar el mayor desplazamiento de empleados debido a la automatización.

Porcentaje de la industria y riesgo de ser automatizada

  Alto riesgo
Servicios de hospedaje y alimentos 86%
Transportación y almacenaje 75%
Bienes Inmuebles y arrendamiento 67%
Comercio minorista 67%
Comercio mayorista 66%
Servicios administrativos y soporte 62%
Manufactura 62%
Construcción 59%
Financieros y seguros 54%

Fuente: Citi Research, Oxford Martin School

THE WALL STREET JOURNAL.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest