Rechaza pequeño comercio aumento «desmedido» de tarifas eléctricas

La Asociación Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec) señala que la reforma energética afecta al bolsillo de la población y exige un programa de generación empleo.

La semana pasada se incrementaron los precios de la luz. Para el sector industrial, la tarifa subió 17 por ciento; para el comercial, hasta 12 por ciento y para uso doméstico de alto consumo, ocho por ciento, recordó la Asociación Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec).

«Esto viene a confirmar que la reforma energética afecta la economía nacional y el bolsillo de los mexicanos», señala la organización a través de un comunicado de prensa.

Además considera que «la crisis petrolera por la atraviesa México (responsabilidad absoluta del gobierno Federal), ha afectado de manera dramática a los estados de la república cuyas economías locales giraban en torno a los ingresos de la actividad petrolera. Tabasco, Campeche y Veracruz han perdido miles de empleos, muchos negocios se han visto obligados a cerrar por la falta de venta, convirtiendo a estos territorios del país en lugares donde impera la desesperación y la impotencia de sus habitantes, volviéndose presas fáciles de las bandas delincuenciales.»

Por tal motivo, la ANPEC exige al gobierno poner en marcha un programa emergente de empleos temporales que ayuden a la población de estos estados.

De igual manera, estima necesario un programa de amplia cobertura e impacto que promueva una cultura de ahorro en el uso de la energía (aislamiento térmico de las viviendas, iluminación led, aparatos ahorradores de última generación, climas, microondas y enfriadores).

«En las actuales condiciones con sobrada razón los mexicanos no podemos creer y mucho menos esperar beneficios de la reforma energética», indica la organización.

Señala que la Comisión Federal de Electricidad justificó el aumento de las tarifas por el incremento a los combustibles, «y es que además del incremento a las gasolinas, el precio del gas natural en el último año se incrementó un 92 por ciento. Este incremento hizo que la recaudación por el IEPS a los combustibles se viniera abajo en el mes de enero, ya que bajó su consumo.»

Por tales motivos, la ANPEC rechaza los aumentos de las tarifas eléctricas las cuales afectan directamente al pequeño comercio, además redoblamos la exigencia del incremento al salario mínimo a 8 dólares diarios.

Así mismo, hace un llamado al gobierno federal «para tomar medidas efectivas que compensen la economía de los hogares mexicanos. Se requiere de un cambio de política económica por una que privilegie el mercado interno y lo reactive.»

Fuente: Radio Fórmula

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest