Pone Nueva Zelanda trabas a TPP

La ronda comienza con la nueva posición negociadora del entrante Gobierno neozelandés laborista, encabezado por la Primera Ministra Jacinda Ardern, que significa una traba imprevista.

La cita comenzó en la ciudad japonesa de Urayasu, con el objetivo de determinar que cláusulas podrían quedar en suspenso en espera del posible retorno de Estados Unidos, que salió al inicio de la actual administración.

La posición del anfitrión Japón es que los cambios sean mínimos, dijo un miembro de la delegación de este país a la agencia Kyodo, la cual precisó que se han recibido peticiones para congelar 50 cláusulas, varias demandadas en su momento por Washington.

Vietnam, por ejemplo, se ha mostrado contrario a previsiones en materia de reglas de origen, pero la sorpresa ha sido la posición de Nueva Zelanda, pues con Japón era el más decidido a que continuara el TPP aún sin Washington.

Jacinda Ardern, la entrante jefa de Gobierno de Nueza Zelanda, pretende que se renegocie a fin de imponer restricciones a la inversión extranjera en bienes raíces.

Los Verdes y New Zealand Firt, que conforman la coalición de Gobierno junto con los laboristas, impulsan también cuestionamientos a que una corporación extranjera demande a un gobierno que introduzca previsiones que a su juicio dañe sus inversiones o ganancias.

El TPP trata de ser mantenido con vida por 11 de los 12 países que lo firmaron en febrero del 2016, luego de que la salida de Estados Unidos hizo temer que fracasara por completo.

Se pretende que un acuerdo concreto que mantenga en vigor al TPP esté listo para la cumbre del Foro de Cooperación Asia Pacífico (APEC) que se celebrará la segunda semana de noviembre en Vietnam.

Los 11 países que pretenden seguir adelante con el TPP son Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest