No pondremos fecha fatídica a TLC.-Baker

Cuando se planteó el inicio de las negociaciones se proyectó que éstas terminarían en diciembre, pero después de la última ronda se anunció que se alargarían hasta marzo del próximo año, e incluso podrían extenderse más.

"No le vamos a poner una fecha fatídica a este proceso, no hay deadlines artificiales, el proceso es uno que merece que se dedique toda la importancia y atención que el Gobierno mexicano le pueda dar y a eso estamos enfocados, pero el equipo no va con una fecha fatal en la cabeza", indicó en conferencia en la Universidad Panamericana.

Baker dijo que el anuncio de extensión fue bien recibido por el mercado, ya que se percibió como una señal de que los países podrían dar el espacio necesario para llegar a un acuerdo.

Al cuestionársele si la extensión no chocará con el proceso electoral de México, Baker dijo que no habrá interrupciones e incluso será interesante escuchar qué es lo que los candidatos opinarán al respecto.

"La negociación va a continuar (en la antesala a las elecciones) y si esto implica que alguna de las personas que van a participar en este proceso quiere aprovechar para dar a conocer cuál es su idea o visión, serviría mucho al debate.

"Pero la negociación técnica tiene un responsable, tiene grupos que están trabajando y eso va a continuar independientemente", precisó.

La expectativa es que en la siguiente ronda, que será en la Ciudad de México del 17 al 21 de noviembre, se registren avances en temas de telecomunicaciones, cooperación en aduanas y buenas prácticas regulatorias.

Adicionalmente, la expectativa es que todavía haya una ronda adicional este 2017 en diciembre pero habrá que ver cómo empatarla con las fiestas de fin de año, dijo. 

Sobre la posibilidad de que Estados Unidos salga del Tratado, Baker agregó que si la Administración de Donald Trump quiere hacerlo, lo hará, pero que el País no aceptará este tipo de comentarios como táctica de presión.

"La verdad que si Trump se quiere salir, se va a salir, y México no le va a estar tratando de dar todo para que se quede, esa no es la manera en la que el País negocia.

"Si en algún punto, a lo largo de este proceso, EU dice 'yo ya me voy porque no aceptas mis propuestas', que son muchas y algunas de ellas son inaceptables, y nos manda la carta de renuncia, le vamos a indicar dónde está la puerta porque México no puede arriesgarse a tener un mal TLC, porque tener uno malo es peor que aceptar cosas que después van a regresar a afectar nuestra competitividad", enfatizó.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest