Manufactura mexicana 'sufriría' disputa comercial entre EU y China: Banxico

El gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, aseguró que la industria manufacturera se encuentra inserta en las cadenas globales de valor, por lo que "sufriría" ante la disputa.

El banquero central dijo que existe el riesgo de que proliferen las políticas proteccionistas y eso afecta a la industria mexicana por su apertura comercial.

El gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, aseguró que la industria manufacturera mexicana se encuentra inserta en las cadenas globales de valor, por lo que "sufriría" ante la disputa arancelaria del acero entre Estados Unidos y China.

 

Aunque de forma temporal el gobierno de Estados Unidos exentó a México y Canadá de los aranceles al acero y aluminio, el banquero central dijo que existe el riesgo de que proliferen las políticas proteccionistas y eso afecta a la industria mexicana por su apertura comercial.

 

"Definitivamente para una economía tan abierta como la mexicana, que en esa apertura tiene una estrategia de desarrollo en la actividad manufacturera, pues es un riesgo que ese tipo de políticas comiencen a proliferar", sostuvo durante el Foro Internacional sobre Perspectivas Económicas para México.

 

En el foro organizado por la Federación Nacional de Economistas, indicó que en el mundo hay tres centros manufactureros globales: Asia-Pacífico, Europa y el de Norteamérica, donde está México.

 

"Yo creo que en estas disputas el consumidor es el que acaba pagando en primera instancia por la vía de los precios. Y muy importante es que afecta a las cadenas productivas, en nuestro caso es el sector manufacturero. Las cadenas globales lo sufrirán", afirmó.

 

En ese sentido, Díaz de León consideró importante que el gobierno de México pueda confirmar su vocación de ser una economía abierta, "y ojalá que ante riesgos de proteccionismo no cambien de manera significa las reglas del juego".

 

En cuanto a la inflación, destacó que la primera quincena de marzo "ya empieza a mostrar una inflexión a la baja mucho más marcada", esto luego de que 2017 fue un año adverso para la inflación.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest