Los productos de Ivanka Trump hechos en China están exentos de los aranceles de papá

Yahoo Noticias. Redacción

Los aranceles que Donald Trump ha aplicado sobre los productos chinos no afectarán los artículos que Ivanka Trump fabrica en el extranjero para su línea de moda.

Mientras Trump arremete contra las motos Harley-Davidson por trasladar parte de su producción a Europa para eludir los aranceles de la Unión Europea, la primera hija y asesora principal de la Casa Blanca nunca ha fabricado un solo producto de su marca Ivanka Trump en suelo estadounidense.

El viernes por la mañana Trump aprobó los aranceles sobre los productos chinos por valor de 34 mil millones de dólares, afectando a cientos de productos, desde barcos hasta dispositivos médicos y piezas de coches. Sin embargo, dentro de las categorías exentas de aranceles se incluyen los productos que fabrica su hija.

Eso significa que Chengdu Kameido Shoes, situado en la provincia de Sichuán, puede seguir suministrando zapatos para la marca Ivanka Trump como ha hecho hasta ahora. De hecho, está compitiendo por un nuevo contrato para fabricar 140 000 pares de zapatos para la compañía Trump, según reveló un portavoz al The South China Morning Post.

Hangzhou HS Fashion, en la provincia de Zhejiang, también reveló que fabrica pedidos para G-III Apparel Group, que a su vez suministra zapatos a la marca Trump.

Hasta enero de 2017, todos los productos de Ivanka Trump se confeccionaban en fábricas de China y Hong Kong, le reveló a la revista Politico Chris Rogers, director de investigación de Panjiva, una empresa de rastreo de datos comerciales con sede en Nueva York. Todo parece indicar que a partir de ese momento se trasladaron algunas producciones a otras fábricas en el extranjero ubicadas en Indonesia, Corea del Sur y Vietnam.

En teoría, desde mediados de marzo no se han realizado más envíos desde China, pero Rogers especuló que ahora podría ser más difícil rastrear esos envíos pues quizá se transportan con nombres codificados.

Mientras tanto, otras empresas y trabajadores estadounidenses están sintiendo en carne propia los efectos de la guerra comercial. Los aranceles que China ha impuesto como represalia se han enfocado fundamentalmente en los productos del mar, la soja, los productos lácteos, los coches, las manzanas, el whisky, la comida para mascotas y los cigarrillos estadounidenses, aunque también han afectado muchos otros productos. Los agricultores temen no poder vender los productos que habían destinado a China. También les preocupa que los proveedores de otros países se adueñen por completo del valioso mercado que tanto les costó ganar.

“La soja es el producto principal de la exportación agrícola de Estados Unidos y China es el mayor mercado al que están dirigidas esas exportaciones”, dijo en un comunicado el productor de soja de Iowa, John Heisdorffer. “Las cuentas son sencillas. Si gravas las exportaciones de soja al 25 %, estás afectado seriamente a los agricultores estadounidenses”.

A pesar del lema del presidente de “comprar productos estadounidenses y contratar a los estadounidenses”, la familia Trump mantiene importantes operaciones comerciales en el extranjero y la Organización Trump continúa confeccionando la mayoría de los productos Trump en fábricas extranjeras.

El presidente incluso sigue beneficiándose de los consorcios en los que participa el gobierno chino a través de empresas e inversiones respaldadas por el estado, incluyendo negocios en Dubái e Indonesia, señaló el Washington Post. Ivanka Trump ganó una gran cantidad de marcas registradas importantes en China justo mientras su padre presionaba para retirar las sanciones estadounidenses contra la compañía china de telecomunicaciones ZTE, a pesar de la objeción de los líderes del Congreso. Trump anunció su apoyo a ZTE 72 horas después de que el gobierno chino acordara invertir 500 mil millones de dólares en el proyecto indonesio. El acuerdo sacó a la luz “problemas éticos serios”, dijo el jefe de la Oficina de Ética Gubernamental de Estados Unidos.

Comparte este contenido:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest