CÁMARA NACIONAL

DE LA INDUSTRIA TEXTIL

Grupo Textil Providencia Empresa Vertical, Innovadora y Sostenible

Providencia se ubica en Tlaxcala, México y cuenta con tres plantas con operación totalmente vertical, donde fabrica el 100% de sus productos, hechos orgullosamente por manos mexicanas.

Grupo Textil Providencia fue fundado en 1958 y es una empresa de tres generaciones.

Jannyn Solís, Editora Asociada

Desde sus inicios, Providencia, empresa mexicana, se destacó por ser vertical en sus procesos. Los abuelos del actual director de la compañía, el Lic. José Antonio Torre Lemuño, empezaron haciendo hilo y después fabricaron un cobertor de regenerados. Posteriormente, saltaron a hacer un cobertor de Jacquard. Esa fue una época en la que había una gran competencia en el mercado de cobertores, sin embargo, Providencia se destacó por ofrecer un tamaño diferenciado.

José Antonio Torre Mendoza, hijo del fundador de Providencia, un hombre con una sólida formación profesional tomó las riendas de Providencia cuando terminó la universidad.

“Mi padre un hombre con una visión maravillosa, un muy buen entendimiento de las posibilidades de las máquinas empezó a transformar y expandir Providencia hacia la internacionalización”, comentó para Textiles Panamericanos, José Antonio Torre Lemuño. Esa visión, fue lo que permitió a la empresa saltar hacia el continente americano y exportar a muchos países del mundo, llegando a 4 de los 5 continentes.

Uno de los cobertores clásicos de Providencia es el que tiene la imagen de un tigre y que muchas familias mexicanas tienen en su hogar.
Disney y Otras Licencias

Un año clave en el desarrollo de Providencia fue 1992, cuando el señor José Antonio Torre Mendoza, solicitó la licencia de Disney a un amigo personal, porque en aquel entonces no existía Disney Consumer Products, ni Walt Disney Company en México, lo que convirtió a Providencia en la primera empresa del mundo en usar la imagen de Disney en cobertores. Debido a que en ese tiempo Providencia no tenía estampado, los primeros cobertores con imágenes de Disney se fabricaron en Jacquard. Para lograr la magia del color, el señor Torre Mendoza decidió invertir en estampado y el resultado fue un colorido total.

Conforme Disney fue adquiriendo otras divisiones, Providencia fue fabricando productos para esas marcas, como es el caso de Pixar, Star Wars y Fox. Otras licencias importantes son los equipos de fútbol de la Liga Mexicana y ha ido sumando nuevas como Jurassic Park y PAW Patrol.

Además de utilizar fibra reciclada, Providencia fabrica sus productos con cero consumo de agua y, por la tecnología de su maquinaria, logra reducir su huella de carbono.
Del Cobertor de Jacquard al de Rachel

Otro momento decisivo en la historia de Providencia fue el paso del cobertor de Jacquard al de Rachel, lo cual implicaba el uso de una tecnología completamente diferente con la que se obtiene un tejido como de terciopelo, que es la tecnología que actualmente se puede ver en los cobertores de la empresa. En un principio el cobertor de Rachel se hacía en acrílico y solo había 4 fábricas en la República Mexicana más Providencia que usaban dicha tecnología.

En los años 2008 y 2009, el precio del acrílico subió mucho y Providencia se vio obligada a cambiar a Poliéster. “Nadie en el mundo sabía en ese entonces que un cobertor se podía hacer de una microfibra como el poliéster. Fuimos muy valientes, no fue un cambio fácil y tuvimos que transformar una vez más la fábrica”, señala, Torre Lemuño.
El Salto Hacia la Impresión Digital

Hace doce años Providencia experimentó un cambio trascendental, comenzó a usar tecnología para la impresión digital.

La empresa ha desarrollado junto con sus proveedores de máquinas para impresión, tecnologías propias para poder imprimir cobertores. El uso de esas tecnologías es lo que permitió a la compañía empezar a plasmar figuras, no solo de distintas licencias, sino genéricas, entre ellas paisajes, flores, animales, diseños abstractos y una enorme cantidad de modelaje.

Para lograr la brillantez de los colores de sus cobertores, utilizan un deep black. La mayoría de sus diseños los realizan con cuatricomía, combinando cyan, magenta, amarillo y negro, con tecnología digital que utiliza cabezales con una definición de 1200 dpis.
Trajes a la Medida, Mercados Diversos

Otro aspecto que distingue a Providencia es la manera en que atiende a sus clientes, brindándoles trajes a la medida. Gracias a su tecnología de impresión digital, les ofrece productos exclusivos.

Por otro lado, Providencia atiende a un mercado muy diverso, desde el segmento de tianguis, hasta el mercado de catálogo. El catálogo anual de Providencia existe desde 1991, tiene más de 350 páginas y es fuente de ingresos complementarios para miles de personas.

“Tenemos una plataforma propia que se llama proviamiga.com, a través de la cual la gente se puede afiliar y recibe recompensas por sus ventas”, comparte Torre Lemuño.

Providencia también surte a todo el retail mexicano, desde Bodega Aurrera, con su producto más económico, hasta Sam’s Club y Palacio de Hierro, que es uno de los almacenes de más prestigio en el país.

Providencia cuenta con un Show Room en el que exhibe su variedad de artículos, los cuales son fabricados con microfibra poliéster en diferentes títulos de hilos.
Producción Vertical en Tres Plantas

Actualmente la empresa emplea de manera directa a más de dos mil personas, se ubica en el municipio de Contla en Tlaxcala, un estado del centro de México con gran vocación textil. Cuenta con tres plantas productivas con operación totalmente vertical, donde fabrica el 100% de sus productos.

Providencia fabrica de principio a fin, compra la materia prima, realiza urdimbre, tejido, acabado, corte, confección, empaque y hasta la distribución en su Centro de Distribución de 40 mil m2.
El Cobertor: Su Producto Estrella

El producto estrella de Providencia son los cobertores, que ha venido fabricando desde sus inicios, sin embargo, la empresa se ha diversificado para combatir la estacionalidad del cobertor, cuyas ventas son mayores en otoño e invierno.

“Desde hace 20 años decidimos darle un giro importante a Providencia, empezamos a diversificar nuestras líneas de producto incluyendo sábanas, cojines, almohadas, edredones de tela que no son específicamente de abrigo, sino que son de todo el año, tapetes, manteles, toallas de microfibra; entonces todo este complemento de líneas ha hecho que la estacionalidad no sea tan marcada”, comparte el directivo.
Fibras Sintéticas

Providencia siempre ha usado fibras sintéticas para la elaboración de sus productos textiles. En sus inicios la empresa utilizaba para hacer la manta de regenerado, desperdicios de lana, lino, algodón, poliéster, etc. También usó acrílico que es un derivado de fibras sintéticas.

En la actualidad se dedica a hacer productos de microfibra poliéster en diferentes títulos de hilos.

“Desafortunadamente la proveeduría nacional es limitada en cuanto a títulos, además, los precios subieron mucho, las posibilidades se redujeron y tuvimos que salir al extranjero. Compramos en India, China y Vietnam”, comenta Torre Lemuño.

Providencia fue la primera empresa del mundo en usar la imagen de Disney en cobertores.
Providencia Salud

El equipo de Providencia ya venía trabajando en hacer productos con nanotecnología que elimina virus y agentes patógenos en textiles, y tenían una alianza con la Dra. Gaby León, dueña de Éviter®, creadora de la nanomolécula. Fue así como ante la pandemia, la empresa empezó a fabricar cubrebocas reutilizables que se pueden usar por varios días, se pueden lavar y están termosellados. Construyeron una fórmula única llamada Biomask para su cubrebocas, al cual además le pusieron estampado con distintos diseños.

Para lograr la producción de cubrebocas, la empresa tuvo que realizar una inversión fuerte en maquinaria. A raíz de eso, abrieron una nueva división llamada Providencia Salud (Providencia Health Care Line).

La planta sigue trabajando actualmente y produciendo cien mil piezas diarias de cubrebocas para el mercado nacional e internacional.
Sostenibilidad

Providencia tiene varias certificaciones: Empresa Limpia, Empresa Segura, entre otras más, aunque lo más importante es su compromiso con la protección del medio ambiente, el cual se demuestra con el uso de fibra reciclada 100% de la botella de PET para la producción de muchos de sus productos.

Providencia compra los desechos de PET, los cuales son transportados a la planta de Morphoplast, empresa hermana, donde se muelen, se limpian y se funden para hacer fibra. Además, fabrica sus productos con cero consumo de agua y, por la tecnología de su maquinaria, logra reducir su huella de carbono. Trabaja con energía limpia al 50% con Iberdrola y este año irá por el 100%.
Tendencias y el Futuro de los Textiles

El home office ha hecho que más gente disfrute de su hogar e invierta más dinero en decorar o cambiar sus espacios. Ante este panorama, “la tendencia que vemos es seguir innovando, siempre ha sido muy importante y ha marcado a Providencia como empresa líder a nivel mundial”, comenta Torres Lemuño, quien además agrega, “en esa innovación, complementada con calidad y servicio, está la fuerza del porvenir de nuestro negocio”.

El directivo vislumbra segmentos nuevos en el mercado como el del e-commerce, por eso Providencia está en Mercado Libre, Amazon y muchas otras plataformas de venta online.

Providencia también está en el camino de innovar con cobertores que, a través de un teléfono inteligente tienen juegos de realidad aumentada. Adicionalmente, ha usado códigos QR en sus cobertores que incluyen música de Spa relajante, efectos de lluvia, el sonido del mar, etc., sin embargo, estas innovaciones aún necesitan madurar.

Providencia enfrenta como muchas empresas textiles mexicanas la competencia desleal proveniente principalmente de las importaciones de China. “Hay que seguir cuidando los costos para ser más eficientes y competitivos en este mundo donde luchamos con factores a veces de ilegalidad”, señala Torres Lemuño, un hombre joven quien, como su padre y su abuelo tiene una gran visión.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Bóxers

Pantalones de mezclilla para caballero (2a edición)