Fortalecer mercado interno, clave ante el TLCAN: Rubio

La única forma de blindar a la economía mexicana de los cambios que puedan darse en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de
América del Norte (TLCAN) es por medio de políticas económicas sanas, como fortalecer el mercado interno, dijo la subsecretaria de
Hacienda, Vanessa Rubio.
Afirmó que el diálogo con Estados Unidos está “más anclado”, y ya se sabe cuáles son los temas del acuerdo comercial que inquietan al
gobierno estadounidense: reglas de origen y solución de controversias.
“La única manera de blindar una economía es con políticas económicas sanas, es lo que hemos venido haciendo, fortalecer el mercado
interno. Nos mantenemos vigilantes a lo que pase en el escenario económico internacional”, aseguró en la presentación del The Report
Mexico 2017, por parte de Oxford Business Group.
Dijo que a pesar de la volatilidad y de que hay incertidumbre sobre qué sucederá en la relación con EU, los reportes indican que hay mejoría
en el comportamiento de la producción del sector industrial y del de servicios.
Incluso, el Indicador Global de la Actividad Económica del Inegi salió “mejor de lo esperado. Hay mejores expectativas para el crecimiento
del sector industrial, y del mercado interno”. Dijo que se han implementado reformas y se llevó a cabo la liberalización de precios de la
gasolina, aunque “no siempre las políticas son las más populares, pero sí son oportunas”.
Rubio agregó que liberar los precios de los combustibles pone a México a la vanguardia y le permite reaccionar ante movimientos del
exterior.
Comentó que el alza de las gasolinas impactó a principios de 2017, pero ya “comienzan a suavizarse los aumentos y convergeremos con la
meta in?acionaria de Banxico”, de 2% a 4% anual.
Expuso que los riesgos de la economía mexicana disminuyen conforme avanza el año, pese al escenario de volatilidad global que se
presenta.
Rubio espera que las dudas de las firmas calificadoras sobre la capacidad de México para pagar su deuda se disipen con los compromisos
adquiridos por el gobierno para disminuir el endeudamiento público, y porque Pemex ya emitió sus planes de negocios.
El año pasado, las principales agencias calificadoras modificaron sus perspectivas de estables a negativas para México, ante el incremento
de la deuda pública.
Comentó que se “disiparon” las preocupaciones de las calificadoras del año pasado. Incluso mejoró el déficit primario, que se estimó en
3.5% como proporción del PIB, y fue de 1.9%.
Vanessa Rubio dijo que gracias al remanente que entregó el Banco de México (Banxico), las finanzas del país estarán en “una posición
mejor”.

 

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest