EL SECTOR CALZADO: “PODEMOS VIVIR SIN TLCAN, PERO NO CON TPP”

El nuevo acuerdo del TPP permitirá a Vietnam utilizar insumos chinos para fabricar calzado y luego exportar a México. Los fabricantes nacionales aseguran que no podrán competir bajo estas condiciones.

Ivet Rodríguez
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) –

En México hay 11,538 fabricantes de calzado, que producen 260 millones de pares al año. Parte de esta producción, unos 20 millones de pares, se exporta a Estados Unidos, pero sin tratado de libre comercio pagarían un arancel para entrar ese mercado. Pero esto no es lo que más preocupa al sector. Para ellos, el verdadero riesgo está en el nuevo TPP (ahora llamado CPTPP), que abrirá la puerta a Vietnam.

Si Estados Unidos sale del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el calzado de piel pagará un arancel de 5% para entrar a ese país, mientras que el de tela y plástico será de 20%. “Si bien el calzado de piel se mantendría competitivo, el de tela o plástico sí se vería afectado”, dijo Alejandro Gómez, presidente ejecutivo de la Cámara de la Industria del Estado de Guanajuato, que agremia a 3,900 empresas fabricantes, que producen 70% del calzado a nivel nacional.

Gómez ha representado al sector en el ‘Cuarto de Junto’ que acompaña al equipo negociador mexicano en el TLCAN. Asegura que el sector no está en la mira de Estados Unidos, como sí lo están el sector automotriz o textil, por el volumen de las exportaciones. “Aunque México tiene superávit en sus exportaciones de calzado con Estados Unidos, no superan los 400 millones de dólares, por eso el sector calzado no ha estado en el mapa en las mesas de negociación”, explicó en entrevista.

Para esta industria, el verdadero riesgo está en Vietnam.

“Nos preocupa mucho más el CPTPP, porque tal y como está redactado permitirá a Vietnam producir calzado utilizando insumos de China (que son hasta 50% más baratos que los que se consiguen en México), y exportarlos al mercado mexicano libres de arancel”, dijo Gómez.

Además, en Vietnam los sueldos son hasta 50% inferiores a los que se pagan en el sector. “No vamos a poder competir con esta mezcla se insumos baratos y sueldos bajos”, comentó Gómez.

Vietnam es el segundo fabricante de calzado a nivel global, después de China. Y el grueso de su producción es para exportación. Hasta ahora, el calzado vietnamita paga un arancel para entrar a México, que permite equilibrar los bajos costos.

Pero una vez que se firme el CPTPP, el próximo 8 de marzo en Santiago de Chile, el calzado vietnamita entrará en una fase de desgravación arancelaria. Esto tiene preocupados a los fabricantes mexicanos, ya que el producto asiático podría desplazar a los 235 millones de pares que venden en México.

“El texto fue dado a conocer la semana pasada, y vimos que no hubo ningún cambio en temas de regla de origen y acceso a mercados, lo cual nos preocupa”, dijo Gómez. “La industria del calzado puede vivir sin TLCAN, pero el CPTPP sí es un gran riesgo para nosotros”.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest