Cuestionan plan para concentrar compras en SHCP

El Financiero. Zenyazen Flores y Diana Nava.

Centralizar las compras del Gobierno en un “Amazon mexicano” a cargo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) es una buena propuesta para buscar ahorros.

Sin embargo, no es función de esa dependencia hacer política de contrataciones públicas y está en duda que desde una subsecretaría se pueda soportar a las mil 537 unidades compradoras del Gobierno.

Expertos consultados consideraron que si bien uno de los objetivos de centralizar las compras en Hacienda es ajustarlas a la suficiencia presupuestaria, hay dependencias que por su naturaleza, como las instituciones de salud, deben hacer compras en ocasiones extemporáneas. Además, este nuevo esquema no garantiza que se acabe la corrupción en las contrataciones públicas.

Recientemente, Carlos Urzúa, quien se perfila como el próximo secretario de Hacienda, anunció que en la siguiente administración esta dependencia centralizará todas las compras del Gobierno.

Esta propuesta, explicó Alejandra Palacios, comisionada presidenta de la Comisión Federal de Competencia (Cofece), es viable y sí puede generar ahorros, debido a que “agregar da poder de compra y permite negociar precios con el mercado”, además de que se puede evitar la colusión entre competidores.

No obstante, reconoció que no es posible concentrar el total de las compras de las dependencias gubernamentales, pues existen algunas adquisiciones que son demasiado específicas.

Manuel Molano, director general adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), consideró que el Gobierno es un conjunto de unidades compradoras con retos particulares y en ese sentido centralizar las compras puede funcionar si se adquieren lápices y computadoras, pero si una institución requiere un insumo especializado, no es factible que Hacienda negocie todos los requerimientos.

Comentó que si bien el IMCO está a favor de gastar eficaz y transparentemente el presupuesto, está el riesgo de que por cumplir ese objetivo se “pare” la operación de las dependencias por falta de recursos para hacer compras.

Max Kaiser, director de Anticorrupción del IMCO, dijo que una preocupación es que la centralización implique que Hacienda tome decisiones de política pública de contrataciones.

Sobre el sistema Compranet, explicó que aún hay áreas de mejora para hacerlo más transparente y consideró que lo ideal es mantener la plataforma desde la Secretaría de la Función Pública.
Mercado a menor escala

La Cofece, adelantó Palacios, propondrá al próximo Gobierno la creación de un mercado virtual de compras públicas, que esté enfocado en la adquisición de bienes homogéneos y de montos relativamente menores.

“Es un mecanismo similar al que está proponiendo el virtual secretario de Hacienda, nada más que a una escala más pequeña”, detalló.

Cuando esta estrategia se ejecuta adecuadamente se pueden conseguir ahorros de entre 15 y 20 por ciento del monto originalmente destinado a las adquisiciones, según Palacios.

Comparte este contenido:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest