Corrupción frena la productividad en México: estudio

La corrupción, como resultado de la mala asignación de los recursos, es uno de los factores que impiden elevar la productividad en México.

Así lo plantea el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre México y el nivel de productividad en una hoja de trabajo titulada Mala asignación de recursos y productividad: evidencia de México.

La hipótesis que se plantea es que una mala asignación de los recursos en lugar del acceso a la tecnología, puede ser la causa de la baja productividad de México.

Florian Mish y Christian Saborowski, señalan entre algunos de los principales desafíos para el desarrollo en México enfrentar el nivel alto de la informalidad, la delincuencia, la corrupción y la concentración del mercado, así como el acceso insuficiente a servicios financieros e internet y el grado de dispersión geográfica de las empresas.

Se pone de manifiesto que si bien México implementó amplias reformas estructurales desde mediados de los 90, el crecimiento de la productividad ha permanecido en niveles menores.

En el análisis se sugiere que la mala asignación de recursos ha jugado un papel clave en contener el crecimiento de la productividad.

Se centra en ver la contribución de los determinantes de la mala asignación de recursos en México en todas las industrias y estados.

Como ejemplo, se menciona que un funcionario público en México que adjudica un contrato basado en el soborno, en lugar de la productividad relativa, el costo de producción se involucra en una mala asignación de recursos.

Para elaborar el trabajo, los especialistas utilizaron datos de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental 2013, para calcular medidas de corrupción basadas en prestación de servicios públicos, con propósito de vincularlos a la mala asignación de recursos.

Informalidad. Un segundo hallazgo importante que mencionan es la dimensión de lo que ocurre en el plano subnacional, es decir, en los gobiernos locales cuando hay una mala asignación de los recursos.

De acuerdo con el trabajo, los resultados sugieren que la variación entre cada entidad federativa es sorprendentemente grande.

La ganancia de la productividad total de los factores oscila entre 80% y 190%, que es un rango más amplio que el hallado en otros estudios.

Hicieron un cálculo sobre la correlación estimada entre mala asignación de recursos a escala estatal y el PIB per cápita en cada estado.

Sin incluir a la Ciudad de México, que tiene un ingreso per cápita alto, se encontró que el coeficiente de correlación es de negativo 0.84, señalaron. La hipótesis de los especialistas es que hay indicadores observables de las distorsiones en la economía mexicana, tanto a nivel industrial y subnacional, lo que explica la variación en la mala asignación de los recursos.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest