China compra algodón a EEUU y presiona al alza el precio a futuros

La cotización de esta materia prima en el mercado de futuros de Nueva York ha mantenido una tendencia alcista desde el pasado noviembre, que ahora ha dado un nuevo tirón con el regreso de China como país importador.

China compra otra vez algodón a Estados Unidos y encarece su precio a futuros. El Gobierno de Pekín ha dado un nuevo golpe de timón a su política algodonera y ha vuelto a desestabilizar el mercado presionando al alza la cotización, que vuelve a situarse en torno a los 90 centavos de dólar. Hace un año, su precio estaba a 70 centavos de dólar.

Esta subida, que se ha acelerado en la última semana, ha sido provocada en parte por la compra a futuros de 361.000 balas de algodón estadounidense por parte de China, según datos del Departamento de Agricultura del Gobierno estadounidense, que recoge The Wall Street JournalSe trata de la mayor adquisición de algodón que ejecuta Pekín a Estados Unidos desde 1998, cuando empezaron a recogerse estos datos.

Este primer movimiento de China hace prever el inicio de una nueva etapa de precios elevados para el algodón, una materia prima clave en la industria textil y de la moda. De hecho, a principios de junio, el Ejecutivo chino ya avanzó su intención de ampliar las cotas a la importación de algodón.

China ha llevado a cabo su mayor compra de algodón estadounidense desde que se tienen datos en 1998

China, el principal consumidor mundial de algodón, frenó en seco las importaciones de esta materia prima en 2014. El Gobierno del país situó la cuota a la importación en el mínimo que permite la Organización Mundial del Comercio (OMC) y penalizó con aranceles del 40% todo el algodón que entrara en el territorio por encima de la cuota.

El Ejecutivo tomó esta decisión ante la caída de los precios que azotaba entonces el mercado internacional del algodón y que repercutía de manera directa en los agricultores del país, a los que hasta entonces había protegido con una política de compra directa de la producción, que había disparado la acumulación de las reservas nacionales de algodón. Desde entonces, Pekín ha ido liberando estos stocks a través de subastas y en un marco estable, con las importaciones bajo control.

Comparte este contenido:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest