<p>Comparten los mismos riesgos ante el nuevo gobierno de Estados Unidos: la posibilidad de enfrentar deportaciones masivas, eventuales cambios en los acuerdos comerciales y la construcci&oacute;n de un muro fronterizo.</p>

<p>Pero los gobiernos de Centroam&eacute;rica, especialmente de los pa&iacute;ses en el llamado Tri&aacute;ngulo Norte, han guardado silencio ante las cr&iacute;ticas y amenazas de Donald Trump a M&eacute;xico.</p>

<p>Ese silencio se hace a&uacute;n m&aacute;s atronador este jueves, cuando Rex Tillerson, secretario de Estado de EE.UU. llega en visita oficial a M&eacute;xico en medio de una nueva crisis: el canciller mexicano, Videgaray Luis Videgaray, respondi&oacute; con un sonoro No a la decisi&oacute;n del del secretario de Seguridad Interna de Estados Unidos, John Kelly de devolver a los indocumentados &quot;al territorio de los pa&iacute;ses contiguos de donde hayan llegado&quot;.</p>

<p>Kelly forma parte de la comitiva oficial que acompa&ntilde;a a Rex Tillerson en su visita M&eacute;xico.</p>

<p>&iquest;Por qu&eacute; el silencio centroamericano?</p>

<p>&nbsp;</p>

<p>Algunos especialistas creen que no desean llamar la atenci&oacute;n del presidente de Estados Unidos y enfrentar una crisis similar a la de su vecino.</p>

<p>Otros dicen que est&aacute;n a la expectativa sobre la forma como se establezca la nueva relaci&oacute;n bilateral entre los mexicanos y estadounidenses.</p>

<p>Y hay quienes creen que, en el fondo, el papel de los pa&iacute;ses de la regi&oacute;n frente Estados Unidos es &ldquo;peque&ntilde;o&rdquo; comparado con M&eacute;xico.</p>

<p>&quot;Parece que no quieren moverle para que las cosas sigan igual&quot;, le dice a BBC Mundo Manuel &Aacute;ngel Castillo, investigador del Colegio de M&eacute;xico.</p>

<p>&quot;Es como decir coloquialmente: si nos ponemos al brinco (confrontar) vamos a llamar la atenci&oacute;n y se van a encarnizar con nosotros&quot;.</p>

<p>Confianza</p>

<p>BBC Mundo pregunt&oacute; en las canciller&iacute;as de Honduras y Guatemala por qu&eacute; no han realizado pronunciamientos p&uacute;blicos sobre el tema.</p>

<p>Tambi&eacute;n cuestion&oacute; si el silencio es parte de una estrategia ante el nuevo gobierno de Trump. No hubo respuesta.</p>

<p>As&iacute;, no hay explicaciones oficiales sobre la ausencia de pronunciamientos p&uacute;blicos en la crisis diplom&aacute;tica de los pa&iacute;ses vecinos.</p>

<p>Pero algunos analistas como Francisco Villagr&aacute;n de Le&oacute;n, exembajador de Guatemala en Estados Unidos, ofrecen algunas pistas.</p>

<p>Seg&uacute;n Villagr&aacute;n, en Centroam&eacute;rica y especialmente en su pa&iacute;s existe la idea de que no habr&aacute; deportaciones masivas hacia la regi&oacute;n.</p>

<p>La raz&oacute;n es el general retirado John Kelly, responsable del Departamento de Seguridad Interior que se encarga de ejecutar la pol&iacute;tica migratoria estadounidense.</p>

<p>El militar fue jefe de Comando Sur y por eso &quot;conoce bien nuestro pa&iacute;s y el resto de Centroam&eacute;rica&quot;, dijo Villagr&aacute;n durante una conferencia en el Movimiento Semilla de Guatemala.</p>

<p>&quot;Kelly entiende el impacto que tendr&iacute;an en Guatemala las deportaciones masivas y c&oacute;mo afectar&iacute;an la seguridad, la econom&iacute;a y la estabilidad pol&iacute;tica&quot;, subraya.</p>

<p>&quot;Se? espera que Washington entienda que una desaceleraci&oacute;n de la econom&iacute;a en los pa&iacute;ses del Tri&aacute;ngulo Norte tendr&iacute;a un impacto inmediato en la seguridad, y ser&iacute;a un detonante para nuevos movimientos migratorios hacia el norte&quot;.</p>

<p>En Estados Unidos viven m&aacute;s de 3 millones de migrantes centroamericanos, muchos de forma irregular, seg&uacute;n datos de la Oficina del Censo de ese pa&iacute;s.</p>

<p>No a la confrontaci&oacute;n</p>

<p>Existen sin embargo otras razones para mantener un perfil bajo ante las diferencias entre el gobierno mexicano y el estadounidense.</p>

<p>Desde los a&ntilde;os 80, Washington concedi&oacute; el Estatus de Protecci&oacute;n Temporal (TPS, por sus siglas en ingl&eacute;s) a migrantes de Nicaragua y El Salvador.</p>

<p>A Nicaragua fue porque se consideraba al gobierno sandinista un enemigo. El estatus para los salvadore&ntilde;os tiene razones similares: Estados Unidos apoyaba al gobierno salvadore&ntilde;o en su lucha contra la guerrilla.</p>

<p>El beneficio se autoriz&oacute; en 1999 a personas de Honduras afectadas por la devastaci&oacute;n que un a&ntilde;o antes provoc&oacute; el hurac&aacute;n Mitch en su pa&iacute;s.</p>

<p>Es una especie de permiso a personas que no pueden regresar a su pa&iacute;s de origen de manera segura, debido a conflictos armados o desastres ambientales, por ejemplo.</p>

<p>Los beneficiados con el TPS pueden quedarse en Estados Unidos el tiempo que dure el permiso.</p>

<p>Tambi&eacute;n les autoriza a viajar y obtener un permiso de empleo, y evita que sean deportados por su condici&oacute;n migratoria.</p>

<p>Adem&aacute;s, a quienes se otorga este salvoconducto pueden trasladar a sus hijos desde Centroam&eacute;rica para vivir con ellos en su nuevo pa&iacute;s.</p>

<p>A pesar del TPS, miles de salvadore&ntilde;os con antecedentes criminales han sido deportados a su pa&iacute;s de origen desde el gobierno de George Bush padre (pol&iacute;tica que continuaron Bill Clinton y George Bush hijo).</p>

<p>Muchos de los deportados fundaron las maras, que se convirtieron en los principales grupos criminales de El Salvador para luego extenderse a otros pa&iacute;ses de la regi&oacute;n. Las maras han sido un factor clave para que Centroam&eacute;rica se convirtiera en una de las regiones m&aacute;s violentas del mundo.</p>

<p>Este permiso de residencia temporal debe renovarse cada 18 meses.</p>

<p>Sin embargo, en cualquier momento el gobierno estadounidense puede decidir si lo revoca a cualquiera de los 11 pa&iacute;ses que actualmente lo tienen.</p>

<p>De hecho, desde los a&ntilde;os 80 los gobiernos centroamericanos negocian en Washington que se les conserve el TPS.</p>

<p>Es uno de los temas fundamentales en la relaci&oacute;n con Estados Unidos. En El Salvador, por ejemplo, algunos periodistas dicen que si un candidato presidencial no ofrece la renovaci&oacute;n del permiso, no es elegido.</p>

<p>Es uno de los argumentos para evitar confrontaciones con Donald Trump, dice Manuel Castillo.</p>

<p>Aunque parezca que se deja solo a su vecino frente al magnate, como si fuera una especie de colch&oacute;n con Centroam&eacute;rica.</p>

<p>&quot;Como que les resulta m&aacute;s c&oacute;mo que M&eacute;xico siga aguantando los cocolazos (golpes), y que no se metan entonces con ellos&quot;, se&ntilde;ala.</p>

Comparte este contenido:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest