<p><strong>Por Gabriela Jim&eacute;nez </strong></p>

<p>Ciudad de M&eacute;xico, 25 de febrero (SinEmbargo/Econom&iacute;aHoy). El debate entorno a la relaci&oacute;n comercial entre M&eacute;xico y Estados Unidos, y en particular del Tratado de Libre Comercio de Am&eacute;rica del Norte (TLCAN) es un tema &ldquo;de racionalidad m&aacute;s que de complejidad&rdquo; de acuerdo con Jaime Serra Puche, ex Secretario de Hacienda y de Comercio de M&eacute;xico en la d&eacute;cada de los noventa.</p>

<p>Serra, quien fue uno de los negociadores del TLCAN, asegura que los argumentos que esgrime Donald Trump para salirse o modificar el acuerdo comercial entre M&eacute;xico, Estados Unidos y Canad&aacute;, est&aacute;n llenos de debates de corto plazo y reacciones viscerales que no permiten aclarar la tendencia real de sus intenciones. No obstante, M&eacute;xico debe tener claro que a diferencia de hace 25 a&ntilde;os, hoy las tres naciones est&aacute;n &ldquo;en el mismo lado de la mesa&rdquo; y no son adversarias.</p>

<p>Sobre el principal argumento de Trump para renegociar el Tratado -que Estados Unidos tiene un gran d&eacute;ficit comercial con M&eacute;xico- el economista asegura que no es el TLCAN la causa, sino un problema de ahorro del pa&iacute;s vecino. De hecho, los d&eacute;ficits comerciales de EU con China (56 por ciento), la Uni&oacute;n Europea (17 por ciento) y Jap&oacute;n (10.6 por ciento) son mucho mayores al que tiene ese pa&iacute;s con M&eacute;xico, del 8.9 por ciento, y entre Estados Unidos y dichos pa&iacute;ses no existe un tratado de libre comercio.</p>

<p><strong>&iquest;MODERNIZAR O PROTECCIONISMO?</strong></p>

<p>El tambi&eacute;n presidente del Consejo de Actividades Internacionales de la Universidad de Yale, asegura que antes de sentarse a la mesa de negociaciones es fundamental que el gobierno mexicano haga una profunda reflexi&oacute;n sobre si la renegociaci&oacute;n se har&aacute; para modernizar el tratado o para introducir elementos de proteccionismo que no se sustentan con la realidad econ&oacute;mica global, que hoy en d&iacute;a compite comercialmente por regiones, gracias a tratados como el pionero TLCAN.</p>

<p>En esa l&iacute;nea, Serra propone que la renegociaci&oacute;n se haga bajo las siguientes cinco condiciones:</p>

<p>1. Que sea una negociaci&oacute;n trilateral. Canad&aacute; debe estar presente como el socio que es del acuerdo, y debe evitarse negociar bilateralmente. Al respecto, el gobierno canadiense ya se ha pronunciado, abogando por una postura de negociaci&oacute;n en la que las tres partes participen y trabajen juntas.</p>

<p>2. Stand Still. Las reglas del juego deben permanecer iguales mientras no se llegue a un acuerdo, y pese a que las negociaciones est&eacute;n en curso. Un tuit no puede alterar las normas establecidas por el acuerdo.</p>

<p>3. Evitar las medidas proteccionistas. Debe evitarse a toda costa cualquier atisbo de proteccionismo, expresado en aranceles, pues estos &ldquo;atentan contra la competitividad de la regi&oacute;n de Am&eacute;rica del Norte&rdquo; y encarecer&iacute;an exponencialmente los productos que las tres naciones comercian y producen juntas. Los autom&oacute;viles, por ejemplo, antes de estar terminados cruzan alrededor de 14 veces la frontera entre M&eacute;xico y Estados Unidos, de manera que pagar aranceles por cada cruce elevar&iacute;a &ldquo;absurdamente&rdquo; su costo.</p>

<p>4. Que el comercio se rija por normas establecidas. Ninguna parte debe poder actuar fuera del marco de reglas pactadas en la negociaci&oacute;n, pues esto le restar&iacute;a seguridad a la regi&oacute;n, se perder&iacute;a la confianza y la certidumbre de los inversionistas.</p>

<p>5. Incorporar nuevos temas al tratado. Es necesario que el TLCAN introduzca los grandes avances tecnol&oacute;gicos y de innovaci&oacute;n que se han dado en los &uacute;ltimos 25 a&ntilde;os. En 1994, explica Serra, &ldquo;el gran avance era el fax&rdquo;, hoy es necesario que el Tratado contemple temas como el internet, regulaci&oacute;n institucional, propiedad indust</p>

Comparte este contenido:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest