TPP, ventana de oportunidad

Frente a la contienda por la presidencia de Estados Unidos y el abierto deseo de uno de sus candidatos, Donald Trump, de dar marcha atrás a los tratados de comercio, el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) tiene apenas una ventana de oportunidad, antes de que tome posesión la nueva o el nuevo presidente de ese país.

Está en manos de Barack Obama la posibilidad de que el Congreso de ese país apruebe el TPP en el camino a la definición y toma de posesión del nuevo presidente estadunidense.

Como es conocido, el TPP crea una zona de libre comercio integrada por 12 países; representa cerca de 38 por ciento del PIB mundial y 26 por ciento del comercio internacional y suma más de 800 millones de  habitantes.

Los países que integran el TPP son Australia, Brunéi, Canadá, Chile, EU, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

De acuerdo con los cálculos del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, el TPP será aprobado por el Congreso de EU en diciembre de 2016. Todo depende de la capacidad de negociación del presidente Obama con el cuerpo legislativo para que se apruebe.

¿Por qué es importante para México que se apruebe el TPP?

El comercio entre México y los países del TPP representa 72 por ciento del comercio exterior del país y son el origen de 55 por ciento de la inversión que recibe nuestro país desde 1999.

El TPP fortalece la integración de las cadenas productivas de México, Estados Unidos y Canadá. Y contribuye al objetivo de convertir a América del Norte en la región más competitiva del mundo.

El TPP le abre a México nuevas oportunidades de negocios en Asia-Pacífico, región que registrará el mayor crecimiento económico en los próximos 25 años. México podrá generar más empleos, mejor pagados y tener mayores inversiones.

Para el presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, el TPP es una enorme oportunidad para México. La iniciativa privada, desde que México se incorporó a esa iniciativa, en octubre de 2012, ha participado en más de mil reuniones de consulta entre gobierno y representantes empresariales mexicanos, en más de 30 rondas de negociación, celebradas en ciudades de tres continentes.

Gobierno e IP negociaron de manera conjunta el TPP y abordaron temas que en su momento no se incluyeron en el Tratado de Libre Comercio norteamericano.

El TPP puede ser una extraordinaria plataforma comercial que integra la región norteamericana. Un objetivo opuesto a lo que plantea en su discurso el candidato Donald Trump. Al tiempo.

marcomaresg@gmail.com

Twitter: @marco_mares

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest