Tejidos inteligentes: oportunidad de competencia para el textil mexicano

El sector textil en México, uno de los rubros más importantes para la economía nacional, está evolucionando positivamente y se prevé que siga aumentado. Incluso a pesar de las turbulencias que han ocasionado las elecciones estadounidenses con la reducción de las ventas textileras, la industria mexicana de vestido y confección debe continuar apostando por una mejora en la maquinaria e innovación. ¿Una de sus áreas de oportunidad? Los tejidos inteligentes.

De acuerdo con el estudio "El mercado de los tejidos e hilados en México Abril 2017", elaborado por el Instituto de Comercio Exterior de España (ICEX), en el país existe un amplio campo de desarrollo en el ámbito de la salud con tecnologías textiles con propiedades curativas, calmantes o paliativas. 

"Se estudia diseñar telas con la aplicación de la herbolaria o fitoterapia que sean capaces de calmar y reducir ciertos malestares; así como tejidos que favorezcan la regeneración de la piel o ropa que detecte la temperatura", apunta el informe.

Los tejidos inteligentes, aquellos que integran dispositivos electrónicos que mejoran la funcionabilidad y comodidad en el uso, incrementan las prestaciones al incluir alta tecnología desarrollada para actividades y usos específicos. Junto con los tejidos industriales y técnicos, estas son las últimas tendencias relacionadas con alta tecnología.

Según el estudio, Jorge Plata Castellanos, presidente del Instituto Textil Nacional, defiende la necesidad de incrementar la competitividad de la industria textil, con una inversión importante en innovación para estar en línea con las tendencias de producción y diseño que se adoptan a lo largo del mundo.

En este sentido, el ICEX hace referencia al Instituto Politécnico Nacional que ha desarrollado desde la Escuela Superior de ingeniería Textil (ESIT) telas capaces de proporcionar mejor calidad de vida y bienestar a la sociedad.

Y aunque la industria textil en el país tiene grandes enemigos como la ilegalidad, contrabando y el aumento de precios, el panorama es alentador con un crecimiento del 10%, según Cámara de la Industria Textil (Citex) de Puebla y Tlaxcala, impulsado principalmente por  la inversión en maquinaria, innovación y su creciente participación en el ramo automotriz.

De acuerdo con cifras del INEGI y el estudio del ICEX elaborado por Criseida Martínez Marco, de todo lo que produce la industria manufacturera en México, el sector textil, vestido y calzado representa el 4.4%,

Dentro de la cadena, el sector textil representa un 1.3%, y el INEGI reporta que el Producto Interno Bruto (PIB) de la cadena de valor textil-vestido creció 2.4%, durante el semestre enero-junio de 2016 respecto al mismo periodo del año anterior.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest