Sufragar la mitad del gasto con impuestos es un error

Especialistas dicen que en México sólo 40% de la población es contribuyente cautivo.

Esperar que con el pago de impuestos se cubra más de la mitad del gasto neto total del 2017 es un error que sólo ejercerá presión a los contribuyentes cautivos, destacaron especialistas en manera fiscal.

De acuerdo con el Paquete Económico 2017, los ingresos tributarios del próximo año podrían alcanzar los 2.7 billones de pesos, en tanto que el gasto neto total se estima que será de 4.8 millones de pesos.

Herbert Bettinger, especialista fiscal, dijo que lo que se pretende con este presupuesto es completamente inédito, pues se espera cubrir más de la mitad del gasto del 2017, lo que consideró un error.

Lo anterior, recordando el sentido que tienen los impuestos en una economía nacional, que es nivelarla y no ser un elemento para sufragar el gasto público; “es una herramienta que no debe cubrir ni 40% de los que se necesita para el gasto público”.

Ello podría tener un efecto de bola de nieve, pues debido a que en el momento en el que se aprieta más al contribuyente, éste tendrá menos liquidez, lo que generará inercia económica en el país (al haber menos posibilidad de consumo, de gasto y de ahorro) y ello, a su vez, dará una menor generación de empleos y de inversión.

Añadió que aún con toda la estructura fiscal actual y con las propuestas de reforma es difícil que se logren recaudar 2.7 billones de pesos. Considero que “meter un efecto de crecimiento de casi 10% que recaiga en 40% de la población que sí paga impuestos prácticamente es fumigarla”.

Al respecto, Bettinger replanteó que, mientras no se dé un paso forzoso de basar los ingresos tributarios en el Impuesto al Valor Agregado (IVA) (que es un impuesto directo) y se cambie el esquema fiscal del Impuesto sobre la Renta (ISR), será complicado continuar con crecimientos en la recaudación como los reportados el año pasado, de 27% respecto del cierre del 2014, el mayor aumento en los últimos 25 años.

Gabriel Cárdenas González, socio fundador de C&A Cárdenas, destacó que no se han tenido mecanismos adecuados para hacer que los contribuyentes que no pagan comiencen a cumplir con sus obligaciones fiscales.

Al respecto, reconoció que no se ve una solución de corto plazo y “ello ha derivado en que muy poca población cubra todo el gasto público y que la carga sea para quienes siempre estamos a la vista de la autoridad”.

Acreditamiento de IVA afectará a grandes contribuyentes

Entre los cambios planteados a la Ley del IVA, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público replanteó el procedimiento de acreditamiento de este gravamen en erogaciones en periodos preoperativos, situación por la cual los grandes contribuyentes serían los más afectados.

Si se autoriza eliminar la posibilidad de la acreditación del IVA, las empresas no podrán tener ese 16% hasta que la inversión dé rendimientos. Ello significa un impacto de 16% en toda la inversión de una empresa, para los especialistas un golpe de este porcentaje en la operación termina siendo una gran afectación para todos los empresarios.

Cárdenas González dijo que serán los grandes contribuyentes los que se verán más afectados por esta situación. Ejemplificó el caso de las plantas ensambladoras de automóviles, una fábrica muy grande que esté haciendo inversiones en un producto nuevo.

La presidenta del Comité de Estudios Fiscales del IMEF, Nora Morales, dijo que este tema es uno de los más preocupantes. Bajo el esquema actual se permitía reconocer los ingresos futuros y no tener una afectación financiera.

Consideró grave que se elimine esta posibilidad, porque los proyectos que llevan muchos años para generar ingresos, como es la inversión en infraestructura, tendrán que financiarse de manera excesiva por el costo del IVA, que no podrán recuperar.

En general, el tema del IVA genera ya muchas problemáticas, pues la autoridad fiscal no lo está devolviendo o pone muchas trabas.

Herbert Bettinger coincidió con que esta propuesta puede ser contraproducente y dijo que, si bien este tipo de modificaciones da certeza jurídica, no implica una mayor recaudación.

Tecnología aplicada hará que no pegue recorte al SAT

Toda la tecnificación que ha tenido el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ayudará a que su recorte al presupuesto de casi 8% no afecte al organismo recaudador, pero sí generará pérdida de empleo.

Así lo consideró el especialista fiscal, Herbert ?Bettinger, quien destacó que con la implementación de la contabilidad electrónica a los procedimientos del SAT se han optimizado, dejando de lado el papeleo y muchos de los trámites que se realizaban personalmente; esto elimina la necesidad de cierto número de personal, papeleo, etcétera.

Lo anterior termina siendo un desembolso menor para toda la recaudación de dinero e información.

“Si se buscó la tecnificación es con el fin de que se obtenga la recaudación con un menor costo y los salarios son uno de los gastos más fuertes; si se tecnifica mucho, no es necesario tantas personas trabajando, pues sus plazas se sustituirán con la exitosa tecnificación del SAT”, destacó.

Gabriel Cárdenas González, integrante de la Comisión Fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México, dijo que no se esperan cambios de forma inmediata, y destacó que habrá que ver qué pasará con el SAT a cargo de la nueva administración.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest