Sector textil salvadoreño quiere ser atractivo en proveer materia prima

Según Camtex, la industria textil necesita de una estrategia conjunta, entre gobierno y empresas, que incluya atracción de inversiones, diversificación de productos y mayor provecho del comercio electrónico.

Volverse atractivo como proveedor de materia prima para la industria textil y de confección en Centroamérica es uno de los principales retos que la Cámara de la Industria Textil, Confección y Zonas Francas (Camtex) asegura que tiene El Salvador en el futuro próximo.

Según la gremial, haberle apostado al paquete completo, y producir tejidos e hilados, ya está dándole frutos a la industria. En 2017, las exportaciones de materias primas como el tejido sintético, por ejemplo, experimentaron un crecimiento de más de mil por ciento al pasar de apenas 60 mil dólares en 2016 a $1.2 millones. El top 5 de los productos primarios provistos por el país crecieron en más de dos veces el último año.

Pero para la directora ejecutiva de la gremial, Patricia Figueroa, “volverse atractivos en segmentos de la cadena donde por ahora no tenemos, en proveedores de materia prima y confecciones de alto nivel”, es necesario “ir al extranjero y mostrarle a los inversionistas que El Salvador tiene reglas claras”.

Según Camtex, la industria textil necesita desarrollar una estrategia conjunta entre gobierno y empresas que incluya mejoras en atracción de inversiones de empresas anclas, diversificación de productos y mayor provecho del comercio electrónico.

Además, consideró, aún hace falta disminuir los tiempos de entrega, perfeccionar el sistema de tirajes cortos y el clúster sintético; y, al menos, crecer un punto porcentual en el pastel de proveedores del mercado estadounidense (actualmente envía un 2% de las importaciones de EE.UU. en ropa).

“Este es el sector más importante de la economía en términos de generación de empleo, participación de exportaciones (…) en la medida que tengamos facilitación de trabajo, incentivos a la empresa nuevas anclas, estrategias claras de acompañamiento y certidumbre jurídica para los inversionistas, podemos crecer más”, puntualizó.

Últimos resultados

Al cierre de 2017, el sector textil y de confección salvadoreño logró exportar un total de $2,617 millones, con un “módico crecimiento” de 3.8 % en comparación al año anterior. Según la gremial, unos $1,320 millones, la mitad de las exportaciones totales del sector se concentraron en cinco productos estrella: camisetas de algodón y fibras sintéticas, suéteres, calcetines y calzoncillos; mientras que las chumpas de algodón y otras prendas de vestir para hombres o niños fueron los productos que tuvieron mayor crecimiento en exportaciones de 2017.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest