Reforma Fiscal de Trump, urge plan B en México

Aunque hoy se tendrá que repetir en la Cámara de Representantes la votación de la Reforma Fiscal del Presidente de Estados Unidos, aprobada ayer por 227 votos a favor y 203 en contra, se da por un hecho que nuevamente será aprobada y enviada a Donald Trump hoy mismo para que la promulgue de inmediato. La votación se tendrá que repetir porque algunos legisladores demócratas se quejaron de errores en el procedimiento, pero se anticipa que no habrá cambios en el número de votos.

Como se esperaba, la aprobación de la reforma fortaleció al dólar a nivel internacional. A pesar de que el costo de esta reforma se estima en un crecimiento del déficit de mil 500 billones de dólares, hay entusiasmo en los mercados porque esta primera gran victoria política de Trump favorecerá a las empresas, al reducir la tasa de ISR a 21% a partir de 2018, permitirá deducción inmediata de inversiones al 100% y dará estímulos a las empresas que repatrien su capital a Estados Unidos.

El peso en el mercado interbancario se volvió a depreciar y el dólar cerró en 19.20 pesos y y hasta en 19.50 a menudeo, y se anticipa que, una vez promulgada la Reforma Fiscal, el dólar continuará fortaleciéndose.

Hacienda evalúa opciones

Desde luego, la aprobación de la Reforma Fiscal de Trump es una pésima noticia para José Antonio González Anaya, el secretario de Hacienda, porque tiene un escaso margen de maniobra para poder hacer cambios tributarios en México. Bajar la tasa de ISR a empresas implicaría un elevado costo que pondría en riesgo la meta de superávit y debilitaría las finanzas públicas.

El problema no es sólo la tasa de ISR corporativo, que bajará a 21% en 2018, porque hay que considerar también la carga de impuestos estatales, pero donde México sí puede perder competitividad y podrá frenarse la inversión extranjera es en los estímulos de repatriación y en la deducción inmediata de inversiones al 100% que eliminó el exsecretario de Hacienda Luis Videgaray con su Reforma Hacendaria, que nos elevó los impuestos y redujo deducciones.

Y González Anaya deberá trabajar contrarreloj en las medidas fiscales que proponga, porque a la incertidumbre sobre el impacto real de la reforma de Trump en nuestra economía, hay que añadir el incierto futuro del TLCAN:

COPARMEX, DEDUCCIÓN DE INVERSIONES Y PRESTACIONES SOCIALES

Por parte del sector privado, nuevamente Gustavo de Hoyos, presidente de Coparmex, se adelantó desde el 5 de diciembre al CCE, que preside Juan Pablo Castañón, para proponer a la Secretaría de Hacienda una serie de medidas con el fin de no perder competitividad ante la posibilidad de que se aprobara la Reforma Fiscal de Trump.

No son en realidad propuestas nuevas, sino las mismas en las que ha insistido el sector privado desde la Reforma Hacendaria: subir de 57% a 100% la deducción de las prestaciones laborales y aportaciones complementarias a fondos de pensiones; reducción gradual de la tasa de ISR del 30% actual al promedio de la OCDE, de 24.66%; que la retención de 10% del ISR por pago de dividendos a personas físicas sea acreditable contra el impuesto del ejercicio y regresar a la deducción inmediata de inversiones.

APRUEBA CRE NUEVAS TEMPORADAS ABIERTAS DE PEMEX

A cuenta gotas, pero ahora sí avanzarán las temporadas abiertas de Pemex para que comparta su infraestructura de almacenamiento y ductos y se acelere la importación de gasolinas y diésel.

Guillermo García Alcocer, presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), informó que el pleno de ese organismo aprobó el martes el programa de temporadas abiertas que le presentó Pemex, que dirige Carlos Treviño, quien se puso las pilas para presentar el programa antes de que concluya el año.

La próxima semana, la CRE publicará en el Diario Oficial de la Federación su autorización y se espera que en enero se concrete ya la 2ª temporada abierta de Pemex, que será en el estado de Sinaloa.

García Alcocer aseguró que, además de las temporadas abiertas, es necesario que las nuevas empresas importadoras inviertan también en infraestructura, no sólo en nuevas gasolinerías en todo el país, sino en transporte y almacenamiento.

Pemex también avanza a cuenta gotas con su programa de nuevas franquicias porque, hasta el momento, sólo se ha abierto una gasolinería en Naucalpan, Estado de México, con este nuevo modelo enfocado a mejor atención a los clientes.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest