Prosec generan ventajas indebidas para pocas industrias: Cofece

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) propuso eliminar los denominados Programas de Promoción Sectorial (Prosec), que cubren 24 sectores o industrias y ofrecen a productores previamente registrados la posibilidad de importar insumos y maquinaria con beneficios arancelarios.

El hecho de que los Prosec sean utilizados de manera activa muestra, a juicio de la Cofece, que la red de tratados comerciales con que cuenta México no es suficiente para garantizar condiciones competitivas para la planta productiva nacional.

Por otra parte, el decreto por el que se establecen diversos Prosec ha abonado a la complejidad del sistema aduanero mexicano, junto con los demás instrumentos de política comercial como son los permisos previos, avisos automáticos y regulaciones técnicas.

“A casi 15 años de la implementación de los Prosec y tras la negociación e implementación de tratados de libre comercio y procesos de apertura unilateral, podría ser el momento de reconsiderar su vigencia. Es decir, eliminar los Prosec y simultáneamente extender los beneficios arancelarios —de forma no discriminatoriaç— a toda la industria nacional”, opinó la Cofece.

Los Prosec fueron diseñados como respuesta a la obligación del artículo 303 del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que limita la devolución de impuestos a la importación. El TLCAN es el único tratado que contiene esta alta disciplina que promueve la reducción unilateral de aranceles de importación ya sea a través de los Prosec o por medio de reducciones unilaterales de aranceles de Nación Más Favorecida (NMF).

Los programas comprenden en conjunto 996 fracciones arancelarias, 15 de las cuales ya están exentas de arancel de NMF; mientras que para las 981 restantes, los aranceles NMF oscilan entre 5 y 20 por ciento. Al amparo de un programa, los importadores pagan entre 0 y 10 por ciento.

En el marco del TLCAN, particularmente en su artículo 303, México acordó eliminar el régimen de importación temporal que permitía a la planta exportadora nacional importar insumos y maquinaria de terceros países, exentándolos del pago de los impuestos correspondientes y que, posteriormente, eran exportados a Estados Unidos y Canadá.

Esta disposición entró en vigor el 1 de enero del 2001 y con ella, la planta exportadora mexicana dejaría de beneficiarse de los programas de importación temporal.

En este contexto el Ejecutivo federal creó los Prosec, a través de los cuales se reduciría y, en algunos casos exentaría, el pago de dichos aranceles para ciertos insumos de sectores específicos de la industria. En agosto del 2002, se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el decreto, hasta hoy vigente, por el que se establecieron diversos Prosec.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest