Otra de Trump: Quiere aniquilar la Organización Mundial de Comercio

CIUDAD DE MÉXICO.- En una acción igual de grave que la aplicación de aranceles, Estados Unidos está tratando de aniquilar a la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Busca hacer inoperante al órgano de apelaciones, lo que podría acentuar la guerra comercial de EU, pero también daría paso libre a que cualquiera de los 164 países miembros de la OMC  tome acciones similares de manera arbitraria.

La OMC es la única instancia que puede imponer una sanción o autorizar medidas de represalia en términos del artículo 21.5 del entendimiento de solución de diferencias de la OMC, a un país que esté violando las reglas del comercio internacional.

Beatriz Leycegui, exsubsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, y socia de SAI Derecho y Economía, coincidió con Horacio A. López Portillo, socio del despacho Vázquez Tercero y Zepeda, al advertir que el hecho de que EU esté bloqueando la sustitución de los jueces del órgano de apelación cuyo término ya venció, puede poner en grave peligro a todo el sistema de resolución de controversias de la OMC, que es una de las instancias de la organización que mejor ha funcionado hasta la fecha.

Afecta a México y a todo el mundo, porque si no hay un buen sistema de resolución de diferencias, entonces cada quien va a hacer lo que le da la gana, los países ya no van a confiar en el mecanismo de resolución de controversias y van a hacer las cosas al margen.

Sí es muy delicada esta situación, ya que hay un riesgo de que ya no se concluyan las controversias y que los asuntos se queden sin resolución”, enfatizó Leycegui.

López Portillo lamentó que los estadunidenses estén pretendiendo manejar a su conveniencia la OMC.

Expuso que “EU impide la conformación del órgano de apelación, porque no quiere ser sujeto a sus resoluciones, pero no se sale de la OMC porque el costo económico y político sería enorme, debido a que es el principal socio comercial de medio mundo”.

La realidad es que se podría convertir en un caos internacional, porque cada quien podría hacer lo que sienta que está en sus mejores intereses, porque no hay un órgano sancionador que diga esto está bien o está mal. O estando mal te toca cumplir con este castigo”.

La OMC funciona con base en el consenso: o están de acuerdo todos, o no lo está nadie, y ha bastado con que EU no esté de acuerdo con iniciar el proceso de sustitución de los jueces para que no se inicie.

Entonces el problema de los aranceles podría prolongarse”, alertaron los expertos.

Leycegui explicó que las disputas que EU mantiene con México, Canadá, la Unión Europea y otros países, seguramente se dirimirán en un panel de resolución de controversias de la OMC, pero cuando el panel emita su resolución, seguramente EU la impugnará al órgano de apelaciones.

Comparte este contenido:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest