México: tiro de gracia con el TPP

Según nos dicen nuestros altísimos funcionarios, el equipo negociador de TLC’s de México es el mejor, es el que tiene mayor experiencia en estos menesteres a nivel mundial, y comentan que, formalmente, ha negociado estos instrumentos con 55 países; sin embargo, hay que señalar que los resultados de estas negociaciones no han sido ni lejanamente lo apetecido pues, con 45 de ellos, en el periodo 1993/2017, acumulamos un déficit de -915,660 millones US, lo que equivale al 80% del PIB mexicano del año 2017.

A continuación, envío un análisis de la relación con los nuevos socios del TPP, con los que desgraciadamente hemos registrado un déficit creciente y que, por esta misma circunstancia, ha dañado seriamente a varios sectores de la planta productiva y a la economía mexicana en general, lo que se manifiesta en una reducida generación de riqueza, desaparición de empresas exportadoras, enorme informalidad, emigración y, lo que es peor, el ingreso de importantes núcleos de la población a las filas de la delincuencia al no haber oportunidades para estas personas de satisfacer sus necesidades más básicas.

En el fondo, la premura para aprobar el TPP parece haberse debido a que nuestros funcionarios querían presentarlo como un logro de su política de comercio exterior para las próximas elecciones, pensando que la firma y la ratificación son considerados un éxito, como lo hicieron con los TLC’s firmados con otros 46 países después del TLCAN. Al final, se puede decir que nuestros funcionarios tienen enorme experiencia en la negociación de TLC’s, inclusive, se puede decir que son los que más experiencia tienen en el mundo,pero eso es todo, son expertos en negociación de los aspectos formales, pero no tienen en cuenta los problemas estructurales del país y, como consecuencia, no saben instrumentar ni propiciar su aprovechamiento, por lo que, en la realidad, los resultados económicos para México han sido nefastos y desastrosos, pues el número de países con los que registramos un déficit es creciente, al igual que el mismo déficit en sí, según se puede ver en el cuadro siguiente:

Cuadro 1

Ahora, firmaron el TPP y, con otra usual, rápida, irreflexiva e irresponsable ratificación por parte del Senado, automáticamente añadieron 5 países a nuestra colección de países con los que tenemos TLC’s y con los que también registramos déficit, en este caso por un total adicional de -131,030 millones US, mismo que sin duda seguirá creciendo, debido a la carencia de una estrategia de fomento y de competitividad, así como a la ausencia de una política y una estrategia de comercio exterior realista, con políticas públicas, programas y proyectos que permitan que nuestro país sea un verdadero ganador en el concierto internacional.

Cuadro 2

También hay que señalar que, con esta ratificación fast track, México es el primer país en ratificarlo, tal vez porque somos muy machos y así también se renueva el compromiso de México con el libre comercio, sin tener en cuenta que ese déficit sólo es resultado de nuestras enormes deficiencias, pues, prácticamente, México es el país menos competitivo del TPP de acuerdo con las 126 variables utilizadas por el WEF, ya que sólo tenemos ventaja en 18 y total desventaja en 108 de ellas.

Cuadro 3

Lo sorprendente es que con Vietnam que, en términos generales, se presenta como un país menos competitivo, entre 1993 y 2017, se acumuló un déficit de -19,553 millones US, simplemente porque ese país nos supera en la calidad de las instituciones públicas, en la confianza en sus políticos y en la tramitología, lo que se traduce en que ellos tienen mucho mayores posibilidades de definir estrategias que permitan generar riqueza y desarrollo, en tanto que, en México, la pésima calificación que nos otorga el WEF en estas variables, nos dice que escasamente hemos podido aprovechar nuestras ventajas comparativas y que no hemos desarrollado ventajas competitivas. Sin duda alguna, el TPP continuará dañando enormemente a varios sectores de la industria nacional y, para algunos de ellos, será el tiro de gracia.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest