Más de 27 millones de mexicanos trabajan en la informalidad

Según datos suministrados por la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Inegi, el porcentaje de informalidad en el país se redujo de forma ligera durante el tercer trimestre del año, con respecto a similar periodo del año pasado, al pasar de 52.4% a 52.2% de la población ocupada.

No obstante, este aparente avance se ve contrarrestado por el aumento del número de personas que se ha incorporado al área laboral. Por ejemplo, en el 2016 había 27.270.584 trabajadores informales en el país, pero en un año la cifra ha subido en más de 102 mil.

Informalidad por estados

Entre los estados con mayores niveles de informalidad en todo el país, se ubican Chiapas, Guerrero y Oaxaca. En estas regiones, se determinó que 7 de cada 10 trabajadores no han podido acceder al régimen de prestaciones que establece la seguridad social.

De los 32 estados mexicanos, nada más 10 tienen su semáforo económico en verde, al contar con una proporción de empleo informal inferior a la media nacional. Las entidades donde menos informalidad se registra son Chihuahua, Nuevo León y Coahuila, con tasas de 31.2%, 35.3% y 36%.

Estos resultados dejan ver que los estados cercanos a la frontera norte son los que menor informalidad tienen, mientras que los ubicados en el sur muestran una mayor tendencia a la informalidad.

De igual forma, se conoció que existen otras regiones en los que la reducción del trabajo informal no resultó suficiente para compensar el aumento de la fuerza laboral. Esto ocurrió en Jalisco, Estado de México, Veracruz y Tlaxcala, en los que el número de empleados sin las prestaciones de ley se incrementó.

A raíz de estos datos, el colectivo México ¿cómo vamos? aseveró que la formalización de los trabajadores es una obligación de los patrones, y algo que se debe seguir reclamando, en aras del bienestar social.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest