Las marcas textiles prolongan a 2021 su acuerdo de seguridad en Bangladesh

Las grandes marcas del sector textil mundial prolongarán tres años más, hasta 2021, su compromiso para realizar controles de seguridad en los edificios de empresas que trabajan para ellas en Bangladesh, asumido tras la catástrofe del Rana Plaza en 2013, en el que murieron más de 1.100 trabajadores.

Las empresas del sector y los sindicatos han anunciado hoy en París un segundo Acuerdo sobre los Incendios y la Seguridad de los Edificios (Accord) que toma el relevo del suscrito entre las partes hace cuatro años, y que expiraba en mayo de 2018.

Industrall Global Union y Uni Global Union indicaron en un comunicado que en este nuevo convenio se han incorporado nuevos elementos, como una mayor protección para los trabajadores que se vean afectados por el cierre de sus fábricas o su desplazamiento por motivos de seguridad, con la inclusión de indemnizaciones en caso de que pierdan sus empleos.

También el reconocimiento de la importancia de la libertad de asociación para los trabajadores para garantizar que puedan pronunciarse sobre su propia seguridad y establecer procedimientos de formación y de denuncia para cuando se incumplen sus derechos.

Además, se amplía la cobertura del acuerdo a categorías de factorías que no lo estaban originalmente, como algunas que fabrican productos anexos (calzado o textil de menaje del hogar).

Se mantienen los elementos clave del texto suscrito en 2013, en particular el marco legal que obliga a las marcas a exigir a sus proveedores que cumplan con las condiciones de un trabajo seguro y que hay financiación suficiente para que se remedien las carencias.

Unos 2,5 millones de trabajadores del sector textil estaban cubiertos por el primer acuerdo, que ha dado lugar a las inspecciones de 1.800 fábricas (con 7.000 operaciones de control periódico) que permitieron detectar 118.500 infracciones.

Hubo 32 de esas factorías en las que se encontraron fallos estructurales extremos, lo que condujo a su cierre y en algunos casos a la evacuación inmediata o a llevar a cabo renovaciones.

Según las partes del acuerdo, en este tiempo no se ha producido ningún muerto a causa del fuego o de derrumbes en las plantas en las que se completó la inspección y comenzaron renovaciones.

Las nueve plantas del edificio Rana Plaza se derrumbaron el 24 de abril de 2013, lo que provocó la muerte de 1.134 personas y varios miles de heridos que trabajaban en las cinco fábricas de ropa que tenían allí su sede y abastecían a una treintena de firmas internacionales.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest