Enredos entre TPP y TLCAN

En el escenario, la canciller Claudia Ruiz Massieu vuelve a colocar en la mesa la premisa original de modernizar el TLCAN vía el Acuerdo Transpacífico de Asociación Económica (TPP).

A su vez, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, señala que el TLCAN no será renegociado… pero en caso de hacerlo será solo bajo la base de que México resultara beneficiado.

El problema es que el TPP está prendido con alfileres y la intención del gobierno de Estados Unidos, ya Trump o Hillary Clinton en la Casa Blanca, es colocar la boca grande del embudo de cara a su causa.

Aunque en reivindicación de su discurso que plantea bloquear el crecimiento explosivo de China en el mercado mundial, el presidente Barack Obama revivió el proceso legislativo para el sí o no a la negociación del TPP, los tiempos no dan para cerrarlo en la fase previa a la elección de Presidente y renovación del Congreso.

Entregada a la mitad de agosto una carta al Congreso en que se anunció la intención de enviar la iniciativa complementaria del acuerdo mercantil, la ley fija un plazo de 30 días para formalizar la entrega.

El problema es que el periodo de sesiones se inicia el 15 de noviembre, justo cuando se cerró el proceso electoral.

Y el problema, es que el actual líder del Senado, el republicano Mitch McConell, se ha manifestado contrario al concierto mercantil que engloba 12 países ante la presión de los laboratorios farmacéuticos inconformes con que la extensión de las patentes medicinales se haya extendido de 20 a 25 años en lugar de los 32 que planteaban.

La candidata demócrata Hillary Clinton lanzó una frase contundente: “Me opongo al TPP como candidata; lo haré después de la elección y como presidenta”, que luego matizó señalando que no se puede apoyar el acuerdo en su forma actual.

Donald Trump de plano le dio la espalda al concierto mercantil más ambicioso de la historia.

En la eventualidad de que la Clinton fuera sacada de la jugada por motivos de salud, su sustituto, el senador Bernie Sanders, mantuvo como bandera de campaña el no al TPP.

La paradoja del caso es que privilegiar al TPP frente al TLCAN implicaría para México no solo perder una relación privilegiada con Canadá y Estados Unidos, sino meterse a un escenario multilateral en cuyo marco pareciera el país más débil en materia de competitividad, productividad, innovación…

Desde el otro lado de la mesa, el punto fino en los denuestos de campaña al acuerdo mercantil con Estados Unidos y Canadá es el tradicional superávit a favor de la causa de México en el intercambio.

La intención de la Casa Blanca, pues, sería revertirlo.

El discurso habla de que el país del norte ha decrecido en el PIB per cápita, que en el año 2000 superaba 556% a la media mundial, reduciéndose el año pasado la ventaja a 450.

Estamos hablando de 34 mil 776 dólares al año, frente a los 5 mil 299 del promedio mundial.

A quién le importa si el nivel por mexicano sea de 6 mil 919 billetes verdes.

Con TPP competencia desigual; con un TLCAN a renegociación, nula competencia.

Nos metió Trump a su agenda.

Balance general. A contrapelo de la advertencia de degradación de la calidad crediticia de la deuda soberana de México; a contrapelo de la precariedad financiera de Pemex, la empresa lanzó ayer otra emisión internacional de deuda. Los papeles se cotizaron en dólares.

Una de las emisiones se pactó a siete años y otro a 31. La primera tendrá una tasa de rendimiento de 4.73%, en tanto la otra alcanza 6.75.

Sin precisarse el monto de la colocación, ésta fue intermediada por los bancos Citigroup, HSBC, Mitsubishi, Barclays y Natixis.

La garantía la firmaron las filiales de la emisora Pemex Exploración y Producción, Pemex Transformación Industrial, Pemex Perforación y Servicios, Pemex Logística y Pemex Cogeneración y Servicios.

La deuda de Pemex se inscribe en el marco del Saldo de Requerimientos Financieros del Sector Publico.

Apela Tradeco. Como era obligado, la constructora Tradeco Infraestructura planteó una demanda de nulidad ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo contra la suspensión de 30 meses como proveedor del gobierno que le impuso la Secretaría de la Función Publica. Como usted sabe, la firma encabezada por Federico Martínez fue acusada por el ISSSTE de incumplimiento de un contrato dentro del marco de Asociaciones Público Privadas para demoler y reconstruir una clínica. La operación implicaría una paga de 8 mil millones de pesos. La veda prácticamente dejaría en la ruina a la empresa, cuya esperanza de sobrevivencia, acumuladas decenas de demandas de incumplimiento, era participar en alguna de las obras del nuevo aeropuerto.

La suspensión dejó fuera a su filial Técnicas en Cimentación.

Duele el dólar. En otra jornada trágica, ayer la cotización peso-dólar revivió la pesadilla de hace tres meses, al alcanzar 19.40.

La moneda de los Estados Unidos, a diferencia de otros años, registra un porcentaje de sobrevaluación en relación a la inflación de 4.60% sobre la base del año 2002.

Si la traspolamos a la del 2000, su porcentaje es de 16.10%.

Cuestionan a Corta. Finalmente se tambalea la posibilidad de que el expresidente del Instituto para la Protección del Ahorro Bancario, Vicente Corta, sea designado como síndico liquidador de Oceanografía, tras su declaración de quiebra. Algunos de los acreedores de la empresa, con énfasis en los fondos que están involucrados en el arrendamiento de barcos, lo ubican en conflicto de interés, dado que el despacho White & Case en el que trabaja le prestó servicios de asesoría financiera a la contratista de Pemex y trabajó para Banamex, quien alega el incumplimiento de pago de préstamos de factoraje… por más que no lo ha podido comprobar.

Nace Movisa. Con una membresía de 80 empresas, asociaciones y Cámaras empresariales, ayer nació la asociación civil Movisa (Movimiento por una Vida Saludable), cuyo objeto será, justo, promover hábitos de vida saludable en combate al sobrepeso, la obesidad y enfermedades crónicas asociadas.

El banderazo lo dio el secretario de Salud, José Narro Robles, a quien acompañó el Subsecretario de Educación Básica de la Secretaría de Educación Pública, Javier Treviño.

Los ejes de Movisa son educación, comunicación, innovación, activación e investigación. Entre sus primeras acciones está el lanzamiento de una campaña “Checa y elige”.

Comparte este contenido:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest