Empresarios advierten: Podría ser mejor que México abandone el TLCAN

Así lo advirtió Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial y del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales.

Por su parte, el presidente del Consejo Nacional Agropecuario, Bosco de la Vega, dijo que un plan B es la adopción de las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), las cuales contemplan aranceles promedio de 4.5%.

 Es preferible esperar dos años y medio a que llegue otro presidente en EU, con las reglas de la OMC, que un mal acuerdo por 25 años”, explicó De la Vega.

Castañón consideró como “inaceptable” establecer barreras a la exportación de frutas y hortalizas mexicanas durante la temporada de producción del vecino del norte.

El agroalimentario es uno de los sectores económicos que sentíamos más seguros en el proceso de negociación porque es complementario del suyo: mandamos hortalizas y nos mandan granos. Pero nos embistieron sobre este tema en Ottawa.

La crisis geopolítica más grande del México moderno se está viviendo hoy”, lamentó Bosco de la Vega.

Destacó que en caso de que no se alcance un acuerdo de libre comercio sin medidas proteccionistas, México cuenta con un plan B con las medidas de la OMC.

La posición de nuestro gobierno ha sido firme: no se aceptarán barreras al comercio por eso tenemos listo un plan alterno”, advirtió.

Castañón indicó que éste también contempla una mayor apertura a otros países, con el objetivo de encontrar nuevos socios comerciales que puedan compensar el comercio que se perdería con los vecinos del norte.

Los granos que traemos de Estados Unidos y de Canadá tendríamos que traerlos de Sudamérica. También tendríamos que aprovechar nuestra conectividad con Europa para promover el acceso tecnológico que requieren las pequeñas empresas para detonar el valor agregado de nuestra economía”.

De la Vega aseguró que  México “intentará aguantar” las siete rondas de negociación que acordaron los tres países para modernizar el acuerdo, que entró en vigor en 1994, siempre y cuando éstas se lleven a cabo con “respeto y dignidad”.

Estamos claros de que un hombre como el presidente Donald Trump no puede destruir lo que han construido generaciones. Un capricho no puede destruir todo un gran proceso”.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest