Diferencia entre la piel vegana y sintética

En busca de materiales libres de crueldad animal, en los últimos años han sido desarrolladas pieles veganas o cueros veganos.

De acuerdo con la organización PETA, más de mil millones de vacas, cerdos, cabras, ovejas, caimanes, avestruces, canguros e incluso perros y gatos son sacrificados cruelmente por sus pieles cada año.

Pero, ¿qué es realmente la piel vegana? ¿De qué está hecha la piel vegana? ¿Qué tan buena es la piel vegana? ¿Es tan duradera como la piel animal? Tenemos respuestas.

De inicio, la piel vegana es aquella no animal, es cuero falso.

Sin embargo, el que sea libre de crueldad no siempre lo hace amigable con el ambiente.

De acuerdo con distintos estándares éticos y sostenibles de la industria, hay distintos tipos de piel vegana y algunas consideraciones que hacer para consumir de forma consciente.

Un tipo de piel vegana está hecho esencialmente de poliuretano, un polímero que se puede fabricar. Se trata de una tela similar al cuero que no está hecha de piel de animales.

Los materiales más utilizados para los cueros sintéticos o pieles sintéticas son el cloruro de polivinilo (PVC) y el poliuretano (PU) , que son materiales a base de plástico.

Otro tipo de cuero vegano está hecho de una variedad de plásticos y materiales vegetales, como el nopal, hojas de piña, corcho, cáscaras de manzana, otros desechos de frutas y plástico reciclado.

El cuero sintético se produce con diferentes productos químicos y un proceso industrial totalmente diferente al del cuero real.

Unir revestimiento de plástico a respaldos de tela es la forma más común de hacer piel sintética; los tipos de plástico utilizados en estos recubrimientos varían y esto es lo que define si es o no ecológico.

Aunque el PVC se usa mucho menos que en las décadas de 1960 y 1970, todavía se puede encontrar en la composición de algunos cueros veganos.

Piel vegana a base de plantas

Hay grandes innovaciones en cueros biodegradables a base de plantas.

Los materiales naturales más utilizados son cactus, nopal, piñas, hongos y maíz- Por el momento, generalmente solo los veremos en tiendas de alta gama.

Esto se debe a que su producción es más cara que sus contrapartes de plástico, pero es posible que, conforme se popularicen y los procesos sean más habituales, los precios sean más asequibles y de uso generalizado.

Hay un nuevo tipo de piel vegana llamada biocuero. Editan el ADN de la levadura para que pueda producir colágeno. Esta es la proteína de la piel de los animales. Después de multiplicar esto, pueden hacer un cuero líquido que luego pueden moldear en cualquier forma sin tener que cortar y coser.

Este tipo de cuero vegano es aún más costoso y poco común, pero se trata de una opción en desarrollo con altas posibilidades de colocarse en el mercado.

Fuente: Cámara Nacional de la Industria Textil.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest