Ven sobrecosto por 512 mil mdp en CFE con reforma

CFE presentaría un sobrecosto por hasta 512 mil mdp de ser aprobada la reforma eléctrica, según IMCO. Foto: Especial.

Diana Gante
Cd. de México (19 enero 2022).- De ser aprobada la contrarreforma eléctrica, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) podría presentar sobrecostos hasta por 512 mil millones de pesos para poder generar y suministrar la demanda del País.

Un estudio realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) planteó tres escenarios sobre los costos que podrían impactar a la empresa estatal de implementar su estrategia de tener el control del sector eléctrico y que sus centrales sean despachadas primero.
En el primero se contempla que la empresa estatal construya su parque fotovoltaico, la renovación de 14 de sus 60 hidroeléctricas y que el resto de la demanda sea cubierta con sus centrales termoeléctricas, carboeléctricas y ciclos combinados.

Esto implicaría un costo de 512 mil millones de pesos (a precios de 2021) durante el periodo 2022-2028.

En el segundo escenario, la CFE también contempla la construcción del parque solar, el incremento en el factor de la planta de las hidroeléctricas del 40 al 60 por ciento y que el resto sea sus centrales fósiles ya mencionadas, lo que implicaría costos por 406 mil millones de pesos.

En el último escenario se contempla que no haya cambios a la legislación existente, de manera que la CFE siga comprando sus adiciones de energía mediante subastas de largo plazo, por lo que la estatal sólo tendría que cubrir un costo por 94 mil millones de pesos.

«Modificar el sector eléctrico como pretende la iniciativa de reforma energética, en lugar de fortalecer a la CFE, provocará que la empresa se vuelva aún más dependiente de los subsidios del Estado. Los costos de generación y de inversión en estos escenarios pondrían a la empresa en una situación financiera precaria e insostenible por lo que, en el mediano plazo, se hará imposible mantener las tarifas eléctricas sin incrementos mayores a la inflación como ha prometido repetidamente el Gobierno federal.

«La política energética debe poner a ciudadanos y consumidores en el centro. Independientemente de una discusión entre Estado y mercado, la meta debe ser ofrecer electricidad confiable, limpia y a precios competitivos. Esto se logra a través de competencia, regulación e inversión», señala el estudio.

En respuesta, el IMCO propone a la CFE reconocer que no tiene la capacidad para ser el único que invierta y participe en el sector, por lo que debería considerar retomar las subasta de largo plazo, fortalecer las redes de transmisión y distribución y retomar el programa de retiro de centrales menos eficientes y más contaminantes para ser reemplazadas por nuevas tecnologías.

Comparte este contenido:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest