¿Todos listos para el TLC con Vietnam?

Leyó usted correctamente: México está en vísperas de firmar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Vietnam, aunque ha pasado completamente desapercibido ante la renegociación del TLCAN y las elecciones de julio de 2018.

Apenas el pasado 18 de abril de 2018, las Comisiones Unidas de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico (bajo la presidencia del Senador Teófilo Torres Corzo), la Comisión de Relaciones Exteriores (bajo la Presidencia de la Senadora Laura Rojas Hernández) y la Comisión de Comercio y Fomento Industrial (bajo la Presidencia del Senador Héctor Larios Córdova) aprobaron por mayoría el Acuerdo Integral y Progresivo Transpacífico (CPTPP) para que fuera turnado y aprobado por el pleno de la Cámara de Senadores. Pareciera que la aprobación definitiva es una mera formalidad y de mayorías existentes en el pleno de la Cámara de Senadores.

En México no se ha llevado a cabo debate alguno sobre el tema y diversas instituciones empresariales, destacando la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), la Cámara Nacional del Calzado (Canaical), la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex) y la Cámara de la Industrial del Estado de Guanajuato (Ciceg), entre otras, indicaron en escrito a la Cámara de Senadores el 21 de marzo de 2018 que "la industria no fue consultada" (sic); otros organismos como la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana (ANIERM) han destacado errores en el CPTPP. El "análisis" de la Secretaría de Economía sobre el CPTPP en su portal del 24 de abril de 2018 (https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/306413/CPTPP_Ficha-Tecnica_Vietnam-2018.pdf ) incluye una lámina ppt: mapa, habitantes, moneda y superficie, así como principales productos exportados e importados.

Recordemos: en febrero de 2016, 12 países acordaron el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), cuyo núcleo fue la asociación Estados Unidos-Japón como eje ante la creciente presencia china; la cadena autopartes-automotriz fue el sector crítico de esta asociación liderada por la Administración Obama. Con la cancelación por parte de la Administración Trump en enero de 2017, los restantes 11 países buscaron continuar con la herencia del TPP y retomaron prácticamente en forma íntegra el documento del TPP, ahora como CPTPP (TPP, sin Estados Unidos). Desde una perspectiva mexicana, y contrario a lo formulado públicamente por la Secretaría de Economía y sus asesores, el CPTPP es cualitativamente y cuantitativamente diferente (el tema se analiza a detalle en reciente un documento de la Ciceg y la Canaical.

Cualitativamente, el núcleo del TPP dejó de existir (un eje Estados Unidos-Japón como frente ante China) y es de la mayor relevancia desde México, quien se vio en la necesidad de "defender" su acceso al mercado estadounidense -particularmente ante Vietnam-, haciendo concesiones en el acceso al mercado doméstico. Cuantitativamente, las diferencias son mayores: ante la cancelación por parte de Estados Unidos, y considerando que México ya cuenta con TLC con 4 de los 11 países (Canadá, Chile, Japón y Perú), el acceso a nuevos mercados es secundario e irrelevante, aunque el acceso que México otorga a los 10 países es semejante a un TLC: de las pocas estimaciones internacionales existentes sobre el CPTPP estiman que México sería el país cuyas importaciones más aumentarían como resultado del CPTPP, con un 19.19 por ciento en 2035 y particularmente en el ámbito intra-CPTPP en cadenas como la del cuero y calzado, así como de hilo-textil-confección, con un incremento del comercio 35.5 por ciento. Las estimaciones del documento de Ciceg señalan una reducción del empleo para la Manufactura de Textiles, Confección y Productos del Cuero (incluyendo del calzado) de -55 por ciento para 2035. Las concesiones de México en el TPP y que se mantuvieron íntegramente en el TPP fueron particularmente significativas para la cadena del calzado: si en la actualidad pagan un arancel de 24.08 por ciento, en 5 años se reducirían a 14.01 por ciento y del 0 por ciento en 15 años.

¿Por qué entonces la (irresponsable) celeridad de la Cámara de Senadores y de la Secretaría de Economía en aprobar como primer país del CPTPP este acuerdo sin informar ni "consultar" a los organismos empresariales, sin análisis técnico ni debate alguno? ¿Estamos realmente preparados para enfrentar un TLC con 11 países y Vietnam con una lámina de ppt? ¿Será que el pleno de la Cámara de Senadores asuma esta responsabilidad "fast track", buscando eludir los potenciales resultados electorales posteriores a julio de 2018?
 
Profesor del Posgrado en Economía y Coordinador del Centro de Estudios China-México de la UNAM
https://dusselpeters.com

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest