Superdry toma el control de su negocio en China y cierra sus tiendas en el país

Superdry toma el control de su joint venture en China. La compañía británica de moda urbana ha roto el acuerdo con su socio en el país, Trendy International. Tras la operación, la empresa cerrará las veinticinco tiendas propias con las que opera en el país y las 41 franquicias.

La decisión forma parte del plan de transformación de la empresa, que pasa por impulsar “una mejor infraestructura y modelo de negocio” en sus principales mercados. Superdry ha acelerado esta estrategia, que había puesto en marcha antes de la pandemia.

El grupo creó la joint venture con Trendy International en 2016. Tras la cancelación del acuerdo, la empresa cerrará sus tiendas propias a finales de agosto y las franquicias a finales de año.

Tras la operación, que tendrá un impacto de seis millones en su cuenta de resultados, Superdry gestionará en solitario su negocio en el país. La empresa ha explicado que evaluará cuál es el modelo operativo correcto para que China continúe siendo un mercado relevante para la empresa.

Julian Dunkerton, fundador y consejero de Superdry, ha señalado que “China representa una gran oportunidad para Superdry a largo plazo y a medida que cambian los hábitos de consumo en el país, tiene sentido que cambiemos nuestro enfoque y dar impulso al canal online”.

Superdry finalizó el último ejercicio (cerrado el pasado abril) con una caída de las ventas del 19%, hasta 705,5 millones de libras. Para contener el impacto de la pandemia, la empresa ha tomado medidas como el despido temporal del 88% de la plantilla y la reducción de gastos.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest