Se suman demócratas a proteccionismo

Los demócratas en el Senado de EU presentaron un nuevo conjunto de políticas comerciales dirigidas a atraer a los votantes de la clase trabajadora y recobrar ventaja en un tema que Donald Trump aprovechó durante su campaña presidencial.

Algunas de las propuestas presentadas hoy por los demócratas recuerdan a tópicos impulsados por Trump, como renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) y fortalecer las políticas que impulsan el consumo de lo hecho en Estados Unidos.

Sin embargo, pese a su incendiaria retórica en estos tópicos, Trump ha implementado pocas medidas al respecto.

"Por demasiado tiempo, las grandes corporaciones han dictado cómo se negocian los acuerdos comerciales y las adquisiciones extranjeras, y el trabajador estadounidense se ha quedado fuera de esas negociaciones", acusa el plan comercial presentado por los demócratas.

"Como resultado, muchos de estos acuerdos han impulsado beneficios empresariales, mientras que, para varios trabajadores estadounidenses, estas mismas políticas han significado el cierre de fábricas y salarios más bajos", añade.

Las políticas comerciales anunciadas hoy constituyen la segunda vez que los demócratas presentan parte de su agenda de "Mejores acuerdos", con la cual los demócratas tanto de la Cámara de Representantes como del Senado planean atraer votos en las elecciones intermedias de 2018.

La semana pasada, los demócratas presentaron la agenda en términos generales y dieron a conocer los tres primeros planes de la misma, que se centran en la creación de más puestos de trabajo, la supresión de los monopolios y la reducción de los precios de los medicamentos recetados.

En comercio, los demócratas proponen un nuevo Consejo de Seguridad del Empleo estadounidense que revise y detenga la compra por parte de extranjeros de empresas estadounidenses.

Las empresas estatales chinas entran cada vez más en los mercados de Estados Unidos de esa forma, lo cual Estados Unidos no puede hacer en China debido a las restricciones en comercio de ese país.

Los demócratas también proponen la designación de un Fiscal comercial independiente, el cual estaría facultado para investigar las prácticas comerciales desleales fuera del complicado proceso en la Organización Mundial del Comercio, y el cual podría recomendar represalias, traducidas en restricciones al acceso a los mercados de Estados Unidos.

Además, los demócratas llaman a renegociar el TLC con México y Canadá, con el objetivo de lograr más empleos y mejores salarios en Estados Unidos, así como normas laborales ejecutables.

Trump también quiere renegociar el TLC, y hace un par de semanas su Administración delineó sus objetivos en dicha renegociación, algunos de los cuales coinciden con las ideas de los demócratas.

Los demócratas también llaman a fortalecer las provisiones que impulsan el consumo interno de productos estadounidenses a través de proyectos financiados por los contribuyentes.

En general, las propuestas comerciales de los demócratas subrayan la influencia del ala liberal del partido en empujar la agenda en una dirección populista que rechaza los acuerdos comerciales multinacionales en favor de políticas más proteccionistas.

De hecho, el comercio es visto como un área donde Trump y los demócratas del Congreso podrían trabajar juntos, ya que Trump está más alineado con los demócratas en el tema que con el tradicional enfoque republicano de libre comercio.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest