RUMBO A UNA POLÍTICA INDUSTRIAL INNOVADORA

“Las industrias seleccionadas se pensaron como núcleo de la economía del futuro”.

Con la finalidad de convertir a México en un territorio mucho más atractivo para las inversiones que surjan de la relocalización de manufactura a nivel global (nearshoring), la Secretaría de Economía (SE) en el área estratégica, la Secretaría de Hacienda (SHCP) en materia de incentivos fiscales, y la Iniciativa Privada (IP) en la parte de instaurar empresas presentaron una estrategia en materia de política industrial.

Según los promotores del proyecto se trata de apuntalar la industrialización del país en sectores clave para la innovación y el futuro comercial a nivel mundial, para que con ello nuestra economía sea atractiva y se inserte en los mercados más modernos del planeta.

Tatiana Clouthier, titular de la SE; el subsecretario de Industria y Comercio, Héctor Guerrero; el subsecretario de la SHCP, Gabriel Yorio; y José Abugaber, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de la República Mexicana (Concamin), explicaron cómo se coordinarán estos esfuerzos entre los diferentes actores económicos, públicos y privados.

Efectos

El modelo propuesto se compone de cuatro ejes transversales para atender las necesidades de la industria nacional: innovación y tendencias tecnológicas-científicas; formación de capital humano para las nuevas tendencias; promoción de contenido regional; e industrias sostenibles y sustentables.

Los impulsores del plan aseguran que las acciones implementadas en cada uno de esos cuatro ejes tendrán efecto en toda la industria nacional, pero principalmente en cinco sectores designados como estratégicos por su relevancia para la economía actual y del futuro, su tasa de crecimiento anual y su importancia para el mercado laboral: agroalimentario; eléctrico-electrónico; electromovilidad; servicios médicos y farmacéuticos, e industrias creativas.

Como parte de la estrategia el gobierno federal implementará habilitadores en la política industrial, los cuales facilitarán la inversión con menos trámites, un mejor clima de inversión, propiedad intelectual, creación de incentivos, actualización del sistema financiero, programas escolares y aprovechamiento de los acuerdos comerciales.

Modelo

Un documento de la SE intitulado Rumbo a una política industrial señala que se requiere aplicar este modelo en el contexto nacional e internacional porque durante las administraciones anteriores se estimó que la mejor política industrial es la que no existe, pero “hoy los resultados adversos de esta afirmación demuestran la necesidad de un cambio de ruta, por lo que nos hemos propuesto encaminar los esfuerzos de los actores económicos hacia un modelo industrial que genere un crecimiento económico incluyente”.

Argumenta que la Constitución en su artículo 25 establece que el Estado tiene la responsabilidad de promover y encauzar el desarrollo económico nacional de manera integral y sustentable. Además, dice el postulado de la SE, de que esta política brinda una ruta de acción clara para sectores estratégicos con el propósito de aumentar la competitividad de la economía mexicana en el presente y en el futuro.

Por lo anterior, agrega, se ha diseñado “esta política industrial mediante el estudio de las estrategias de países líderes en innovación industrial y mediante el análisis de las características particulares de México”.

Los objetivos generales del proyecto son promover el desarrollo económico sostenible e incluyente, priorizando acciones progresivas y con perspectiva de género que favorezcan la movilidad social, así como fomentar la competitividad y la capacidad productiva de la industria mexicana al buscar su actualización tecnológica-científica y el aprovechamiento de las herramientas derivadas de la nueva revolución industrial y tecnológica.

Indica la propuesta que para impulsar a las Micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) los principios son “uso extensivo de las tecnologías de la industria 4.0, proveeduría más sofisticada y tecnificada, así como vinculación con los mercados regional y global”.

Ejes

Los cuatro ejes transversales propuestos buscan generar oportunidades comerciales y laborales acordes con el desarrollo global tecnológico.

En materia de “innovación y tendencias tecnológicas-científicas”, por ejemplo, se justifica que “la industria mexicana requiere ser actualizada a las tendencias tecnológicas y científicas para incentivar la productividad, con la intención de transitar de ser un país maquilador a uno productor de conocimiento”.

Con el fin de apuntalar el eje sobre “formación de capital humano para las nuevas tendencias” el documento ofrece una propuesta. “Para fomentar un desarrollo económico incluyente deben impulsarse habilidades que permitan que la fuerza laboral mexicana no se quede atrás en la adopción de nuevas tecnologías”.

En cuanto a la “promoción de contenido regional” y encadenamiento para Mipymes establece un patrón a seguir. “Esta política será el tractor principal del crecimiento de las Mipymes mexicanas, así como una herramienta para profundizar la integración con América del Norte mediante la creación de cadenas de suministro fuertes y sostenibles”.

Respecto del cuarto eje, “industrias sostenibles y sustentables”, la dependencia federal argumenta que esta nueva política industrial “promoverá el desarrollo económico nacional procurando que los medios empleados contribuyan en la transición hacia una economía sostenible y sustentable”.

Planteamiento

Tatiana Clouthier calificó la presentación del documento como un momento histórico con el cual se definirá el rumbo de la nueva política industrial en México.

“En años pasados había sido un tema ignorado por gobiernos que plantearon que la mejor política industrial es la que no existe. Por ello pido el apoyo del Poder Legislativo para otorgar recursos presupuestales que permitan incentivar a los sectores productivos”, aseguró la secretaria de Economía.

Reiteró que este modelo se enfocará en el sector agroalimentario, el eléctrico-electrónico, electromovilidad, servicios médicos y farmacéuticos e industrias creativas “como los (sectores) estratégicos para la economía del futuro, por presentar crecimiento acelerado y gran aportación laboral”.

Y aseguró: “Las industrias seleccionadas como estratégicas en esta política no solo son del presente, sino que fueron pensadas como núcleo de la economía del futuro. Esto no significa que las demás industrias no son centrales y no son importantes, pero decidimos hacer esfuerzos coordinados para empujarlos por la relocalización de las empresas y buscar una mayor integración en el TMEC”.

Para asegurar tiros de precisión, dijo que “la SE y la Concamin emprenderán recorridos regionales en todo el país para dar a conocer la política industrial y promover lo hecho en México”.

Héctor Guerrero, subsecretario de la SE, planteó que con este plan México estará acorde con los requerimientos de la revolución industrial 4.0 y 5.0, donde el ser humano será el eje central de la innovación y las empresas serán sostenibles. “La política industrial apuesta por lo ‘Hecho en México’, así como por la integración de las cadenas productivas y talentos enfocados a la ciencia y tecnología”, expresó.

Aseguró que ahora las exportaciones en México no llegan a 30 por ciento. “El reto es que con el hecho de que se logre incrementar al menos un punto de valor regional, lo que se traducirá inmediatamente en una variación de la misma proporción en el Producto Interno Bruto (PIB)”, explicó.

Reveló que los resultados en la implementación de los cuatro ejes transversales servirán para atender las necesidades de la industria. “Las acciones implementadas en cada uno de los ejes tendrán efectos en toda la industria al atender las exigencias de la relocalización de empresas extranjeras”, afirmó Guerrero.

El subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, comentó que los incentivos fiscales para la nueva política industrial se encuentran en discusión. “La SE nos pidió elaborar un programa, una propuesta, la cual no se incluyó en el Paquete Económico 2023 porque todavía se encuentra en discusión”, declaró.

Asumió que estos incentivos se enfocarán a tratar de incrementar la rentabilidad de las inversiones, siempre que se realicen en un sector estratégico identificado por la política industrial.

Indicó que este programa se realiza “en un momento oportuno para tener una política industrial: México en este momento tiene un enorme potencial económico de exportación que se incrementa con las oportunidades de la relocalización de empresas y que, sin duda, se potenciará con la nueva política que presenta la SE”, dijo.

Finalmente, el presidente de la Concamin, José Abugaber, estimó que las pequeñas y medianas empresas ahora sí serán beneficiadas en este proyecto, “ya que al ser la base de la economía nacional es necesario que cuenten con herramientas y apoyos, tanto financieros como tecnológicos, para impulsar su desarrollo”.

Pidió por eso “empujar fuertemente un alto nivel de incentivos fiscales para buscar orientar a los consumidores hacia la adopción de vehículos eléctricos y dar un impulso a las empresas para que aceleren el paso hacia la adopción de fuentes de energía renovables, como la solar y eólica”.

Cinco sectores estratégicos

Agroalimentario

México es el octavo exportador mundial de productos agroalimentarios.

Este sector genera 9.7% del empleo a nivel nacional.

Somos el segundo que más productos alimenticios exporta a EU.

Aumentó 32.5% el empleo generado por estas actividades en los últimos cinco años.

Representa 6.4% del PIB de la industria manufacturera en 2021.

Eléctrico-electrónico

México es el octavo productor mundial de productos electrónicos.

Un sector clave para impulsar el desarrollo tecnológico de toda la industria.

Electromovilidad

Somos el séptimo productor mundial de vehículos.

El sector automotriz es el segundo con mayor valor de exportaciones.

Aumentó 73% el empleo generado por el sector durante los últimos diez años.

Generó 20.5% del PIB de la industria química en 2021.

Servicios médicos y farmacéuticos

Aumento en exportaciones de 11% en 2020 y de 6.7% en 2021.

Industrias creativas

Incluye a varios de los sectores con mayor crecimiento en México y con mayor expansión durante la pandemia de Covid-19.

Industrias clave para generar capacidad creativa en la población.

México es uno de los países más competitivos del sector fílmico en América Latina y tiene condiciones para ser líder regional.

Estas industrias generan más de un millón 220 mil puestos laborales.

El PIB por cultura representa 2.9% del PIB total del país.

Fuente: Secretaría de Economía

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Bóxers

Pantalones de mezclilla para caballero (2a edición)