Ropa “inteligente” que te “lee” y “estudia” el cuerpo: ¿De qué se trata?

Un avance tecnológico fue ideado por ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusets (MIT) en Estados Unidos, que anunciaron la creación de fibras inteligentes para conocer los movimientos de quien las lleva puestas: prototipos de chaquetas, medias o guantes fabricados con una mezcla de fibras tradicionales y material electrónico táctil que es sensible a la presión y busca analizar el estado físico de una persona, recomendarle una serie de ejercicios y comprobar si los realiza correctamente para evitar lesiones.

Esta tecnología, conocida como vestible o wearable, puede guiar y medir el rendimiento deportivo, así como cuestiones de salud o simplemente ofrecer portar un par de lentes programados para registrar información óptica en una biblioteca virtual. Es bueno resaltar que el desarrollo de este tipo de tecnología que se viste lo adoptan importantes empresas y laboratorios tecnológicos.

Lo cierto es que, ante el reto de mayores fuentes de poder, los investigadores desarrollan nuevas fuentes de energías más seguras, eficientes y suficientemente flexibles para adaptarse cómodamente al cuerpo humano, aunque muchas se encuentran en una suerte de etapa de investigación.

Por ello, los especialistas en este campo sugirieron que esta fuente de alimentación portátil podría servir como centro para una red de área corporal textil (TBAN), análoga a las redes de área local que conectan computadoras y periféricos en hogares y oficinas. Inspirados por esta idea, unieron las baterías de fibra a una camisa en la que incorporaron múltiples sensores, circuitos y también una terminal de carga inalámbrica.

Lo novedoso es que la prenda puede medir la frecuencia cardiaca, la temperatura, la humedad y señales de altitud y enviar estos datos de forma inalámbrica a un teléfono inteligente a través de Bluetooth. Cabe destacar que la prenda se probó al aire libre mediante un voluntario haciendo ejercicio y con un funcionamiento excepcional.

“Creemos que un TBAN alimentado por batería de fibra se convertirá en la dirección de la ropa inteligente del futuro y este trabajo proporcionará una hoja de ruta prometedora hacia la atención médica personalizada”, señaló el ingeniero eléctrico de origen chino Xiao Xiao. En el futuro, científicos apuntan a desarrollar sensores flexibles, así como tejidos que puedan recolectar la energía de los movimientos corporales para generar electricidad en incluso pantallas textiles.
Nuevas baterías de iones

Durante el año pasado, un grupo de científicos de la Universidad de California, liderados por Xiao, elaboró baterías de iones de zinc recargables con densidades de energía relativamente altas de 91 vatios-hora por litro, con lo cual pudieron adelantar en cierta manera la invención de los tejidos de la “smart clothe”.

Cabe destacar que estas baterías fabricadas para la ropa inteligente son producidas como un hilo de fibra de sólo un milímetro de diámetro y poseen una elasticidad similar a la de la piel humana, con una capacidad de estirarse 230% sin romperse, con una medida de 15 centímetros de largo y un peso de 1,26 gramos, una innovación total en el mercado tecnológico.

Por otra parte, investigaciones realizadas tiempo atrás confluyeron en el desarrollo de baterías de iones de zinc similares a un hilo para usar en ropa inteligente. Sin embargo, ese trabajo mostró densidades de energía más bajas y dependencia de nanotubos de carbono caros, mientras que las nuevas baterías pueden ser más escalables, con lo cual se cree que este nuevo diseño puede ser la llave para abrir otros mercados internacionales.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Bóxers

Pantalones de mezclilla para caballero (2a edición)