Productores de algodón de La Laguna elevan ganancias al duplicar precio; prevén más siembra en 2022

En el sector agrícola de La Laguna se puede asegurar que 2021 fue un buen año para los productores de algodón de Coahuila cuando el valor de la fibra pasó de un año a otro de 0.60 centavos a 1.10 dólar la libra, por lo que las ganancias se duplicaron favorablemente y la comercialización tiene una atractiva demanda.

Así lo señaló el coordinador de la Secretaría de Desarrollo Rural en La Laguna de Coahuila, Teodoro Arguijo Hernández, quien refirió que frente a este resultado positivo estiman que el próximo año se pudiera dar un incremento en la siembra de este cultivo industrial.

Refirió que pese a la falta de apoyos del gobierno federal al retirar los subsidios a la compra de coberturas a futuros (seguros contra caída del precios), como al retiro de otros estímulos, los algodoneros le apostaron como siempre a tener una buena cosecha y contaron el el respaldo del gobierno de Coahuila.

Otro de los apoyos que retiro el gobierno federal fue a las campañas fitosanitarias, de ahí que se diseñó una estrategia conjunta con la Junta Local de Sanidad Vegetal para aplicar el control químico del control de plagas que se había ahorrado en los últimos años al ir reduciendo en forma paulatina la presencia de gusano rosado como picudo, esto gracias a la campaña emprendida bajo la vigilancia de la Comisión Binacional México-Estados Unidos para el Control de ambas plagas y de ahí que la región obtuvo la certificación de zona libre y favorecer el proceso de comercialización de la fibra.

    “Este año se sembraron 9 mil 500 hectáreas, que son 3 mil hectáreas menos que en el 2020, pero dado que este 2021 resultó un año algodonero muy bueno tanto en calidad, en producción y en precio, no se descarta que el próximo 2022 se nos va incrementar un poco más la siembra, estimando una sensible alza a las 12 mil hectáreas del año pasado”, anticipó el funcionario.

De acuerdo a los datos de la propia SADER, en la parte de La Laguna de Durango sólo se estableció una superficie de mil 500 hectáreas.

Descartó que una posible alza de la superficie de siembra pudiera traer un desequilibrio en la comercialización futura, toda vez que todos los seis estados que siembras algodonero apenas cubre un 50 por ciento de la producción que requieren los textileros del país para satisfacer sus demandas, mientras que el resto lo tienen que importar de otros países.

Expuso que en este momento existe mucho escepticismo de los algodoneros al tener en su previo un valor que duplica al precio que casi duplica a como vendieron el año pasado, al pasar de 60 centavos de dólar Base Strett Milding (BSM) a 1.10 dólares en octubre pasado que abrió la cosecha, por lo que en este momento los patios de las plantas despepitadoras no se están quedando con pacas en resguardo.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Bóxers

Pantalones de mezclilla para caballero (2a edición)