Precios de energéticos podrían afectar el crecimiento de la economía mundial: FMI

Es posible que el aumento en los precios de la energía no se atenúe hasta el año que viene, advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI).

  Especialistas del departamento de Economía del organismo estimaron que es de esperarse que los precios de los energéticos vuelvan a niveles más normales a principios del año próximo, sobre todo cuando disminuya la demanda relacionada con la calefacción y la oferta se ajuste.

No obstante, si el nivel de precios se mantiene alto, podría empezar a afectar el crecimiento mundial.
 

Aunque descartaron una situación similar al shock de energía que se vivió hace más de 50 años.

Si bien las perturbaciones del suministro y las presiones sobre los precios representan dificultades inéditas para un mundo que ya lucha con la recuperación dispareja tras la pandemia, la buena noticia para los encargados de diseñar políticas es que la situación no se compara con lo sucedido a principios de la década de 1970.

Recordaron que en ese entonces el precio del petróleo se cuadruplicó, lo que afectó directamente el poder adquisitivo de hogares y empresas y, en última instancia, causó una recesión mundial.
 

Ahora, consideraron, casi medio siglo después, dado el papel menos predominante del carbón y el gas natural en la economía mundial, el precio de la energía tendría que aumentar mucho más para provocar un shock equivalente.

Refirieron que los precios del carbón y el gas natural tienden a tener un menor efecto que el del petróleo en los precios al consumidor, ya que las facturas de electricidad y gas natural de los hogares a menudo están reguladas y los precios son más rígidos.

  En tanto en el sector industrial, el mayor precio del gas natural está afectando a los productores que lo utilizan para fabricar químicos o fertilizantes, señalaron.

  Desde ese punto de vista, esa dinámica es especialmente preocupante porque afecta las perspectivas de inflación, ya inciertas, los trastornos de las cadenas de suministros, los aumentos de los precios de los alimentos y una demanda más constante.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest