Pega a empleo en EU comercio con China

El documento "El Tratado de Libre Comercio de América del Norte es un buen acuerdo tanto para México como para Estados Unidos" dice que las fábricas y otros procesos de producción que se han instalado en el gigante han costado entre el 0.55 y 0.66 por ciento del PIB de Estados Unidos.

Esto, si se considera que en este periodo de año desapareció este número de empleos, para los cuales se estimó generarían un ingreso promedio anual de 50 mil dólares.

Sin embargo, al evaluar los resultados del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, no existe una reducción similar en el empleo en territorio estadounidense.
"Independientemente del hecho de que Estados Unidos comercia con México casi tanto como con China, la pérdida neta de empleos en Estados Unidos atribuible al TLCAN se estima en torno de 15 mil empleos al año, la diferencia entre 200 mil empleos creados y 185 mil eliminados cada año", dice el documento.

El reporte señala que una razón posible de porqué México representa menores pérdidas de empleo netas para Estados Unidos que China es que el superávit comercial que tiene el País es mucho menor.

En 2016, el comercio estadounidense con el País tuvo un déficit de 63 mil millones de dólares mientra que con China fue de 347 mil millones de dólares.

"Un gran número de trabajadores industriales estadounidenses a los que desplazó la penetración de importaciones chinas en los últimos 20 años se ha mantenido en el desempleo o fuera de la fuerza laboral durante largos periodos, mientras que otros han aceptado trabajos de menor paga pues no podían encontrar empleos adecuados que coincidieran con sus habilidades", dice el reporte.

Esta consultora dice que al menos la mitad del intercambio comercial que se realiza a través de la frontera entre México y Estados Unidos involucra la subcontratación de las actividades de manufactura, ordenada por clientes estadounidenses a fabricantes mexicanos, para producir bienes finales que se venden principalmente en el mercado estadounidense.

"El objetivo de los fabricantes estadounidenses es, evidentemente, aprovechar los bajos costos de la mano de obra en México y la cercanía geográfica con su país", dice el documento.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest