Parlamento abierto: sin debate CCE/CFE

Quienes esperaban que ayer se realizara un debate entre Manuel Bartlett, director de la CFE, y Carlos Salazar, presidente del CCE, en el parlamento abierto sobre la reforma eléctrica, se quedaron nuevamente vestidos y alborotados. La primera vez sí asistió Bartlett, pero Salazar no pudo participar vía electrónica y quien defendió la postura del sector privado fue José Abugaber, presidente de la Concamin.

Ayer sí participó Salazar Lomelín, pero desde la noche anterior se informó que no asistiría Bartlett, quien es el paladín de la reforma eléctrica, con argumentos como los abusos por parte de las empresas autoabastecedoras al amparo de contratos que califica de ilegales, y de que se necesita fortalecer a la CFE porque las grandes empresas —su ejemplo favorito es FEMSA y las tiendas Oxxo— pagan menos electricidad que una tienda de abarrotes o una familia y ahora también hablan de “monopolios” de empresas extranjeras.

Salazar Lomelín reiteró los argumentos que ha esgrimido el sector privado desde que el presidente López Obrador envió a la Cámara de Diputados su iniciativa de contrarreforma eléctrica, manifestando que sí hay coincidencia en fortalecer a la CFE, pero negó que la propuesta de reforma no logrará este objetivo y lo que necesita el país es energía suficiente, barata y limpia.

Recordó que la CFE mantiene hoy el monopolio en transmisión y distribución de energía eléctrica y sólo en generación hay participación del sector privado, y más de 150 proyectos con inversión de 40,000 mdd que están frenados por la incertidumbre sobre la reforma.

EMPRESARIOS INVITADOS

El parlamento abierto se pretende extender e invitar a dirigentes de las grandes empresas que participan en el sector eléctrico, que serían las más afectadas si se aprueba la reforma y que ahora brillan por su ausencia.

Ojalá, en efecto, las empresas acepten participar, porque deberían ser las primeras en defender sus inversiones y en desmentir las acusaciones de la CFE, con cifras, como lo hicieron con el video de Oxxo.

Y aunque en el parlamento abierto se han reiterado los elevados costos que implicaría aprobar la reforma, Morena pretende que se dictamine en este mismo periodo ordinario y no esperar a las elecciones de junio, como demandan el PRI, el PAN y el PRD.

Lo que deberían considerar los diputados de Morena y el presidente López Obrador es que el ajuste en expectativas del PIB en este año a 2.2% no considera la aprobación de la reforma. De llegar a aprobarse, el PIB crecería menos de 1.5 por ciento.

Ojalá escuchen a los asesores del secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, quien seguramente es el más preocupado por el ajuste en las expectativas económicas.

CCE: REÑIDA COMPETENCIA

Aunque, a más tardar, será a principios de marzo cuando los siete organismos con voto en el CCE elijan al sucesor de Salazar Lomelín, el humo blanco podría salir antes si uno de los dos candidatos, Bosco de la Vega, expresidente del CNA, y Francisco Cervantes, expresidente de la Concamin, logra 5 votos.

Lo que nos recuerdan es que hace 3 años había otros suspirantes: Manuel Herrera, de la Concamin; Luis Mahbub, de la Concanaco, y Bosco de la Vega, que declinaron en favor de Salazar Lomelín, quien no había presidido ningún organismo empresarial, pero era el candidato del Consejo Mexicano de Negocios, que lleva la voz cantante en el CCE.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Bóxers

Pantalones de mezclilla para caballero (2a edición)