Nuevo Reglamento General de Inspección Laboral se centrará en hacer más eficentes los procedimientos: Alcalde Luján

El principio que llevó a las autoridades laborales a trabajar la actualización y presentar el proyecto para el nuevo Reglamento General de Inspección Laboral se centran en la necesidad de hacer más eficientes las inspecciones.

Así lo expresó a El Economista la secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, quien explicó que las razones fundamentales para avanzar en los cambios al reglamento en principio es “emparejar los plazos al procedimiento administrativo por criterio de los tribunales”.

Luego de una reunión con representantes del sector empresarial, la titular del trabajo, expuso que la necesidad de presentar un nuevo reglamento es “para hacer más eficientes las inspecciones y más sencillas para cumplir por parte de los empleadores”.

Al respecto, Lorenzo Roel, presentable del Comité Laboral del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), comentó que la propuesta que presentaron los empresarios es para que haya un trato diferenciado a la hora de aplicar las inspecciones.

No sólo se tiene que analizar el tiempo que otorgan a las empresas para corregir alguna falta; también es importante que se tome en consideración el tamaño de empresa y sector”, dijo.

Roel detalló que la propuesta del Gobierno es dar cinco días para corregir las posibles irregularidades; “el actual reglamento habla de hasta 90 días. Ahí hicimos la petición a la secretaria que se considere el mismo número de días, pero con la facultad discrecional de la Dirección de Federal de Inspección para otorgar esos plazos bajo solicitud de los patrones que tengan dificultad, en casos muy particulares, incluso para contratar proveedores y corregir las medidas de seguridad e higiene”.

El representante del sector patronal expuso que esperan las consideraciones que realice la Dirección de Inspección de Trabajo, “seguramente serán superiores al proyecto que venía de modificar a 5 días y consideramos que si fueran 45 días sería una medida razonable”.

Reconoció que para los casos que se detecten sobre subcontratación, “como está prohibida, ahí si las sanciones son inmediatas”.

En tanto, Fernando Yllanes, especialista del Bufette Yllanes, comentó que no es necesario hacer modificaciones al reglamento, además de que se debe mantener el espíritu de las inspecciones en un sentido para corregir, que sólo establecer multas.

“Francamente me parece que bajo esa visión, pues el reglamento no debería modificarse, buscando cambiar estos plazos de cumplimiento, porque entonces lo que vamos a hacer es que vamos a judicializar las inspecciones”.

Se espera que el nuevo reglamento quede concluido para fin de este mes.

Comparte este contenido:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest