Muestra debilidad el consumo interno

Hasta noviembre, las ventas de la ANTAD mostraban una leve recuperación en términos nominales frente a la caída de 2020, cuando las tiendas enfrentaron cierres y aperturas parciales debido a la pandemia.

Las ventas de los integrantes de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) a unidades iguales, aquellas con más de un año de operación, mostraron un crecimiento promedio de 14 por ciento cada mes de enero a noviembre, en términos nominales.

No obstante, este crecimiento se da en parte como un repunte ante la baja base de comparación mostrada a lo largo de 2020, que fue de una caída de 5.1 por ciento.

En términos reales, donde se descuenta el efecto de la inflación, además de otras variantes, las ventas a unidades iguales de la ANTAD promediaron un avance mensual de 8 por ciento en el periodo pasado de enero a noviembre.

A decir de Marisol Huerta, analista de Ve por Más, el consumo en las tiendas en 2021 mostró una estabilización, luego de que los autoservicios habían crecido en 2020 muy por encima de su promedio normal, debido a una mayor demanda de abarrotes y mercancías básicas a causa de la pandemia.

En tanto, las tiendas departamentales y especializas habían mostrado las peores caídas en su historia ante prolongados cierres.

“Ya este año vimos un comportamiento del consumidor más apegado a la normalidad”, expuso.

Marcos Daniel Arias, analista de Monex, señaló que las ventas de enseres domésticos y las de alimentos y bebidas generaban preocupación, al menos hasta octubre pasado, cuando las primeras mostraron una caída de 0.6 por ciento en comparación con el mes previo, mientras que las segundas bajaron 2.4 por ciento, con respecto a septiembre.

Detalló que, hasta octubre pasado, las ventas de enseres domésticos ligaron cuatro meses de caídas y aunque el ritmo del deterioro se ha reducido muestran que la situación con las cadenas globales de valor seguirá siendo un factor que sujete las perspectivas económicas.

En tanto, las ventas de alimentos y bebidas mostraron en el décimo mes del año su séptima caída consecutiva, con lo que revirtieron todo el avance que habían conseguido a lo largo de 2021.

Vicente Yáñez, presidente de la ANTAD, sostuvo que a lo largo de este año la inflación se tornó en la principal preocupación para todas las cadenas de tiendas.

“Entendemos que la inflación es un fenómeno mundial actualmente, pero en México tenemos que cuidarlo más en particular, porque es el ‘impuesto’ más depredatorio, que afecta a todos, sobre todo al más pobre”, mencionó.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Bóxers

Pantalones de mezclilla para caballero (2a edición)