Márquez le advierte a AMLO que el conflicto por las energías limpias podría complicar el TLC con Europa

Márquez le advierte a AMLO que el conflicto por las energías limpias podría complicar el TLC con Europa

En Economía temen que se pueda frenar el natural desarrollo que tenía este acuerdo para su ratificación. El cabildeo en la Unión Europea.

Si bien en abril se concluyeron las negociaciones para el Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea (TLCUEM), aún resta la ratificación de todos los países involucrados, un lapso que podría complicar este acuerdo de continuar los conflictos en el sector eléctrico en México. Una preocupación que ya se advierte en la Secretaría de Economía que encabeza Graciela Márquez.

El cambio de reglas en el sector eléctrico bajo el escenario de la pandemia por Covid-19 afecta a empresas nacionales y extranjeras, entre ellas algunas de origen europeo, lo que provocó ya una intervención diplomática por parte de la Unión Europea, desde donde se envió una misiva a la secretaria de Energía, Rocío Nahle.

La carta fue firmada por los embajadores en nuestro país de Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, República Eslovaca, Rumania y Suecia, quienes expresaron una «profunda preocupación con respecto a las recientes decisiones adoptadas en el sector de las energías renovables en México».

La comunicación fue leída como una llamada de atención desde la dependencia gubernamental, según pude saber LPO por fuentes involucradas en este proceso, pues se entendió que los alcances de este conflicto podrían interferir en el desarrollo de la aprobación del acuerdo comercial que México tiene ya años peleando.

Ignacio Martínez, coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN) de la UNAM, explicó que, de acuerdo con algunos artículos -como el 10- dentro del tratado, México estaba obligado a informar sobre las modificaciones realizadas en el sector, lo cual podría ser debatido por las contrapartes europeas.

«También puede haberse alusión al capítulo 20, que refiere al comercio sostenible y por lo tanto también puede generar conflictos estas nuevas medidas», señaló el especialista en diálogo con LPO.

Para Martínez, este conflicto podría implicar incluso el que se frene el proceso de ratificación: «Puede que no se continúe hasta que los países miembros no tengan claro cómo va a actuar la parte mexicana en el sector, con relación al acuerdo».

El experto recordó que aún se necesita la ratificación de los parlamentos nacionales y del europeo. «Es ahí donde México se va a topar con pared, porque el cabildeo de las empresas afectadas en parlamentos europeos sin duda se va a dejar ver».

El conflicto en cuestión está relacionado con las nuevas políticas impulsadas por la Sener y la Cenace para el sector eléctrico bajo el argumento de que ante la pandemia se requería asegurar la estabilidad de la red eléctrica, lo que limitó la operación de centrales eólicas y solares, asegurando que éstas generaban intermitencia y podrían dañar la red eléctrica.

A pesar de que este anuncio generó una amplia molestia en el sector privado, la dependencia que encabeza Nahle fue más allá y ahora otorgó a la CFE la posibilidad de decidir quién puede generar electricidad y la cantidad.

En medio de estos cruces, Manuel Bartlett, director de la empresa de electricidad estatal, subió la apuesta al denunciar que las empresas de energías renovables estaban siendo subsidiadas y llamando a terminar con esa práctica. Más tarde, se anunció el incremento de tarifas.

Los empresarios del sector no se quedaron de brazos cruzados y recurrieron a la Justicia para conseguir amparos que frenasen las medidas, pero el propio AMLO advirtió que daría batalla en los tribunales, aunque añadió que estaba abierto al diálogo.

En el marco del acuerdo comercial europeo, el experto de la UNAM reconoció que no se puede sancionar, pero aún si avanza la ratificación del TLCUEM, en la práctica México perdería peso: «Cambios de este tipo serían leídos por sus socios comerciales como que no es valido lo que en letra negocia México, pues al final no cumplirá». Es decir, el país perdería confianza y atractivo para la inversión extranjera.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest